El presidente Donald Trump amenazó con aplicar algún tipo de sanción a Guatemala, ante la negativa del poder judicial en el país centroamericano a aceptar la propuesta de ser un “Tercer País Seguro” para los migrantes que buscan llegar a la nación norteamericana.

Desde su cuenta de Twitter, Trump señaló que Estados Unidos estaba “listo” para llevar a cabo este trato, pero que ahora considera medidas como la imposición de aranceles y cobros de impuestos a las remesas que se envían al país centroamericano.

“Guatemala, que ha estado formando caravanas y enviando grandes cantidades de personas (a los Estados Unidos), algunos con antecedentes penales a los Estados unidos, ha decidido romper con el trato que tenían con nosotros, el de firmar un necesario acuerdo de Tercer País Seguro”.

El anuncio de la suspensión de estas negociaciones llega después de la cancelación del viaje que el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, tenía programado a la ciudad de Washington, la capital norteamericana.

La negociación de este acuerdo se extendió durante varios meses, aunque terminó de suspenderse luego de que la Suprema Corte de Guatemala suspendiera la firma ante la preocupación de una falta de recursos del país para manejar el influjo de migrantes.

Por su parte, el propio presidente Morales culpó a la corte suprema de su país de provocar las amenazas de Trump, señalando que se encuentran interfiriendo de forma ilegal en la política exterior del país centroamericano.

Pese a las amenazas de Trump, se tiene contemplada una reunión de funcionarios de alto nivel de Guatemala, Honduras y El Salvador con el Secretario de Seguridad Nacional interino de EU, Kevin McAleenan, el próximo miércoles, misma donde se tratará el tema migratorio.