Los cuatro hombres que fueron ejecutados y abandonados en el Ejido la Chihuahuita, en Cadereyta contaban con antecedentes penales por diversos delitos como el secuestro y narcomenudeo.

Las autoridades informaron que estos fueron identificados por medio de sus huellas dactilares, en el banco de datos de la corporación. Horas después, sus familiares acudieron a solicitar informes en el anfiteatro del Hospital Universitario, donde los identificaron plenamente.

La Fiscalía General de Justicia del Estado no ha dado los nombres de las víctimas, aunque sí aseguró que uno de ellos cuenta con antecedentes penales por el delito de secuestro y narcomenudeo, en tanto que otro más estuvo procesado por el delito de robo con violencia y lesiones.

Otra de las víctimas tenía pocas semanas de haber salido del Penal del Topo Chico, al ser recluido por el delito de violencia familiar, mientras que la cuarta víctima había sido detenido en varias ocasiones por delitos contra la salud.

El homicidio múltiple se descubrió a las 7:00 horas del pasado lunes, a la altura del kilómetro 4 de la Carretera a Chihuahuita, a 200 metros de la Universidad Tecnológica. Las víctimas son cuatro hombres cuyas edades van de los 25 a los 30 años, estaban atados de pies y manos y con cinchos de plástico.

Según los resultados de la autopsia realizada a los cuerpos, las víctimas presentaban evidentes huellas de violencia. Se les detectaron golpes contusos en todo el cuerpo, posiblemente con una tabla de torturas, además de heridas de arma blanca en el tórax, cuello, cara y cabeza.

Los agentes informaron que antes de ser abandonados envueltos en cobijas, las víctimas fueron privadas de su libertad desde el sábado pasado por la noche, en una colonia de Cadereyta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.