Como lo exigían desde la desaparición de sus hijos, padres y madres de los 43, ingresaron y recorrieron las instalaciones del 27 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano, en Iguala, Guerrero, junto con miembros de la Comisión Especial Para la Verdad y la Justicia del Caso Ayotzinapa.

Como se anunció hace semanas, finalmente la Secretaría de la Defensa Nacional, atendiendo al compromiso que hizo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se permitió el ingreso de la Comisión como una muestra de voluntad para continuar la investigación y la búsqueda de los 43 estudiantes desaparecidos la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014.

A través de un comunicado, luego de impedir el ingreso de medios de comunicación, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, informó que se cumplió con el compromiso pactado el 27 de junio pasado con la CoVAJ y la Sedena.

La Sedena recibió a los padres de los 43

Una comisión de padres, junto con autoridades federales y representantes de la Organización de la Naciones Unidas realizaron un recorrido de trabajo por el 27/o. Batallón de Infantería en Iguala, donde fueron recibidos por funcionarios de la Secretaría de la Defensa Nacional, quienes les facilitaron el acceso a las instalaciones ubicadas en el interior del Campo Militar.

El recorrido se realizó a petición de los padres de los normalistas e integrantes de la Comisión, como parte de las acciones emprendidas para el esclarecimiento de los hechos sucedidos entre el 26 y 27 de septiembre del 2014.

La visita comprendió la presentación histórica del Batallón y el recorrido a las instalaciones ubicadas al interior del Campo Militar.

Solicitan apoyo para conocer el paradero de los normalistas

Al término del evento, los integrantes de la Comisión solicitaron que se continúe apoyando con la investigación hasta conocer el paradero de los normalistas.

La visita no se dio a conocer de manera previa, a pesar de que durante casi cinco años ha sido una de las principales demandas de los padres, la apertura del cuartel, al presumir que en estas instalaciones se contaba con crematorios, donde pudieron haber sido incinerados los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Foto propiedad de: Cortesía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.