Por José Jaime Ruiz.

Para el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, su familia lo es todo… todo en la nómina. La suegra del Bronco no ha sido una suegra incómoda, su zona de confort en este gobierno es insultante: comodidad grosera. María Teresa Martínez Galván se acaba de jubilar –cito a El Norte que ha impulsado la nota– “con un sueldo de más de 70 mil pesos al mes tras recibir un alza salarial del 144 por ciento en menos de dos años como coordinadora en la Secretaría de Seguridad Pública estatal”.

La organización Redes Quinto Poder destapó el caso por una petición de transparencia. El asunto ha indignado a la sociedad regia, en los Oxxo de San Pedro y Monterrey, clase media, media alta, albañiles que miran de reojo la noticia, echan madres a la madre de la esposa del Bronco y al propio gobernador. Hay un repudio unánime, por esta y muchas cosas más, el gobernador de Nuevo León es el peor calificado en el país.

Aquí no para todo. El hermano de “Doña Tere”, como se le conoce en Monterrey a la suegra, Luis Concepción Martínez Galván, “fue promovido a un mejor puesto en Fomerrey, con lo que el sueldo se incrementó en 59 por ciento.

“Asimismo, la cuñada del Gobernador, Corinna Dávalos Martínez, fue transferida a la Secretaría de Seguridad Pública, donde los datos del personal están reservados y donde quienes laboran ahí aseguran que ella no acude a trabajar”.

Aquí no para todo. “Juan Manuel Ramos, director de la organización Quinto Poder y uno de los críticos más activos de la función gubernamental, acusó ayer (22 de julio) que su familia sufrió un ataque al ser incendiada una camioneta de su hermano justo frente al domicilio de sus padres.

“Ramos integra el Colectivo que denunció ante la Fiscalía Anticorrupción el caso de María Teresa Martínez…”.

Aquí no para todo. “Tras una petición de informes efectuada por organismos ciudadanos que siguen la denuncia efectuada en contra de María Teresa Martínez Galván, la suegra del gobernador Jaime Rodríguez Calderón no puede ser investigada puesto que el gobierno de Nuevo León reservó el expediente mediante el que se avaló el incremento salarial de 144% para su ‘jubilación’”.

Quien reserva, teme. El gobierno del Bronco, un gobierno fallido, opaco, sin rendición de cuentas… Las únicas cuentas que le rinden son las bancarias, suyas y las de su familia. Y los nuevoleoneses todavía lo tenemos que soportar dos años más.

@ruizjosejaime

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.