La organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, FUNDENL, solicitó que se mantengan los recursos para la búsqueda de personas.

“Desde hace años las familias organizadas en Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León estamos impulsando que los derechos de las hijas e hijos de Personas Desaparecidas sean garantizados por el Estado, hasta que las madres y/o padres sean localizados. El año pasado, en la Ley de Egresos del Estado de Nuevo León para el Ejercicio Fiscal 2019, en el transitorio séptimo, se incluyó un recurso de 2 millones de pesos, destinado para un Programa de Apoyos a Hijos de Personas Desaparecidas”, expresó Leticia Hidalgo, titular de FUNDENL.

En esa Ley no se estableció a la institución responsable de su operación, ni un mecanismo para aplicarlo. Fue hasta el 31 de mayo del presente año que el DIF Nuevo León recibió este recurso, y hasta el 28 de junio fueron publicadas en el Diario Oficial Estatal las reglas de operación para que pudiera comenzar a funcionar.

Por lo anterior, el 29 de junio del presente año entró oficialmente a operar el Programa de Apoyos a Hijas e Hijas de Personas Desaparecidas y los primeros apoyos, según información del DIF Nuevo León, comenzarán a entregarse a partir del 1 de agosto de 2019.

Explicó que para la aplicación de dicho apoyo sólo quedan cinco meses, lo cual puede influir para que el recurso no alcance a ser ejercido en ese periodo de tiempo y esto sea un pretexto para ser recortado o no se vuelva a asignar para el ejercicio fiscal del próximo año.

Por último, solicitaron al Congreso del Estado de Nuevo León y al Gobierno Estatal que sea considerado también un monto para familiares directos que estamos en búsqueda y que hemos sido afectados e invisibilizados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.