El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López pidió a los gobiernos estatal y federal mejorar las condiciones de inteligencia en materia de seguridad para que se recobre la paz en los municipios de Juárez y Cadereyta.

En su mensaje dominical el también presidente de la Conferencia Episcopal de México pidió sensibilidad de la autoridad municipal en tiempos donde lo que el ciudadano necesita es que sus gobernantes estén de su lado, no abandonando el barco para vacacionar mientras priva la inseguridad.

“Es importante combatir este tema con mucha inteligencia, estar atentos al orden de las cosas y no claudicar… Hay que recordar que hay funciones que son de tiempo completo, y se debe cuidar la mejora de todos”.

Llama a la comprensión

Respecto a la falta de un buen acuerdo entre el clero y particulares por una Iglesia en la comunidad de El Uro, dijo que se carece de dinero para comprar el predio.

“Deseo agradecer, sinceramente, a quienes han dispuesto el camino para el diálogo en la búsqueda de una solución ante los inconvenientes suscitados en el Templo de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, perteneciente a nuestra Arquidiócesis.

“Gracias a Dios, y a la buena voluntad de las partes involucradas, se ha llegado a un acuerdo pacífico con el propietario del mismo, quien ha dejado en claro que éste no es un conflicto con la Iglesia, sino un asunto civil, entre particulares, en el que lamentablemente se vio afectado el Templo”.

Por el momento, dijo, se ha llegado a un acuerdo temporal de 6 meses en el uso de la propiedad, mientras se realizan los procesos civiles correspondientes y se encuentra una solución definitiva y satisfactoria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.