El presidente López Obrador negó que la “ley antimarchas”, propuesta del gobernador de Morena en Tabasco, Adán Augusto, haya sido promovida por el gobierno federal para prever protestas por la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco: “No, no, no es para lo de Dos Bocas”.

En conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a Augusto que aclare el asunto que se votará en el pleno del Congreso local de Tabasco. López Obrador, incluso, aseguró que los pobladores del municipio de Paraíso, donde estará la nueva refinería, están muy contentos porque se les tomará en cuenta para una obra prioritaria del gobierno: “No hay en Tabasco oposición, al contrario, la gente está contenta; se hizo una consulta en Paraíso donde se va a construir la refinería y entonces en Tabasco están muy contentos”.

El presidente acusó que gobiernos anteriores se dedicaron a saquear el petróleo crudo y nunca se les devolvió nada a los pobladores. Al contrario, dijo, su gobierno no sólo llevará una importante obra al sureste del país, sino que ofrecerá opciones de empleo.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, anunció que Dos Bocas comenzará a construirse el próximo primero de agosto, tiene tres etapas de proceso y tiene 20 años de vida útil.

¿Qué es la “ley antimarchas”?

El gobernador de Tabasco envió al Congreso local una iniciativa que castiga de seis hasta 13 años de prisión a quien proteste en vías públicas o impidan obras.

La propuesta fue aprobada el viernes pasado por la comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil con tres votos a favor de Morena y uno en contra de parte del PRI. Hoy pasará al pleno, donde el partido morenista tiene mayoría.

La ley ha sido criticada por la oposición porque prohíbe el derecho de manifestación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.