La Fiscalía General del Estado de Coahuila informó que por la muerte del migrante hondureño, identificado como Marco, se cumplimentó una orden de aprehensión en contra de Juan Carlos ‘N’, presunto agente ministerial, por su probable responsabilidad en el homicidio.

“De acuerdo con información de la carpeta de investigación, se revela que la víctima de este homicidio es inocente, porque en ningún caso se advierte alguna agresión a los elementos de la Agencia de Investigación Criminal que participaban en un operativo”.

Gerardo Márquez Guevara, fiscal general del estado, reiteró que el operativo estaba relacionado con la localización de personas dedicadas a la venta de narcóticos; además refirió que no hubo participación de corporaciones federales.

Al reconocer la inocencia de la víctima, la fiscalía lamentó que la comisión de estos hechos involucrara a un agente ministerial por uso excesivo de la fuerza letal por lo que ya se pusieron en contacto con la Organización de la Naciones Unidas.

“Se han girado instrucciones al Ministerio Público para que notifique a estos órganos protectores de derechos humanos, la plena disposición de esta autoridad para que tengan acceso a la carpeta de investigación, a fin de que puedan documentar el caso, emitir sus consideraciones y observar las líneas de investigación”.

Hasta el viernes 2 de agosto, había 6 elementos de la Agencia de Investigación Criminal acuartelados, pero no bajo detención pues a través de las investigaciones se podrían ir deslindando responsabilidad sobre la muerte de Marco. 

Familia espera a Marco en Honduras

Medios locales informaron que personas cercanas a la familia ya iniciaron los trámites para la repatriación del cuerpo de la víctima, identificada como Marco Tulio, mismo que podrían llegar a Honduras en una semana.

A pesar de ello, la familia se encuentra desconcertada porque desconocen de la hija de Marco, que tiene 8 años y acompañaba a su padre cuando lo asesinaron. Demandaron que ninguna autoridad mexicana o asociación se ha comunicado con ellos, por lo que solicitaron apoyo para contactar a la menor.

La noche del pasado miércoles 31 de julio, un grupo de aproximadamente 10 personas salió de la Casa del Migrante de Saltillo y al encontrarse cerca de las vías del tren que esperaban abordar, al parecer elementos del Grupo de Operaciones Especiales estatal, persiguieron a los migrantes y comenzaron a dispararles.

Foto propiedad de: Cuartoscuro