El gobernador Jaime Rodríguez Calderón se deslindó de emitir amenaza alguna en contra del Senador Samuel García Sepúlveda. Luego que el legislador denunciara públicamente recibir amenazas de El Bronco y Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno; el mandatario estatal indicó que, de tener pruebas, denuncie ante la Fiscalía General de Justicia.

Insistió que el integrante del Senado de la República tiene una obsesión con él y el sucederle en la gubernatura, al grado de incluso descuidar su trabajo en el Senado de la República. No es así, le advirtió, como ganará simpatías rumbo al 2021.

“Si alguien lo amenaza que denuncie. Hay instancias para eso… Tendrá que probarlo porque le gusta mucho decir cosas sin fundamento. No es así como va a ganar simpatías. Yo no tengo que amenazar a nadie ¿Para qué? No tengo nada que ver con eso (las presuntas amenazas) ni tendré”.

Dijo que si “el chamaco” quiere ser gobernador, no está en su condición ponerle trabas, como sí lo hace él mismo, pues hasta el momento, a casi un año, no ha dado resultados en la Cámara Alta. Su petición, dijo, será en el sentido de gestionar más recursos para Nuevo León.

“No ha hecho ninguna ley, no ha traído ningún beneficio a Nuevo León, no ha hecho ninguna gestión para que Nuevo León tenga más recursos… Él está concentrado en buscar simpatías a partir de estarme atacando a mí”.

Respecto al plan del García Sepúlveda de llevar el tema de las “broncofirmas” a instancias internacionales, reiteró que en ningún momento se le notificó que haya cometido un delito. No obstante, se encuentra en busca de un abogado que lo asesore, cuyos honorarios correrán de su bolsillo.

“Si la instancia me lleva a someterme a un proceso, yo tengo el derecho de la defensa. Insisto, yo no era gobernador, yo pedí licencia a partir del primero de enero, yo dije que voy a contratar a un abogado y lo voy a hacer”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.