Los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron intercambiar información sobre el atentado del 3 de agosto en El Paso, Texas, informaron la Fiscalía General de la República y la Secretaría de Relaciones Exteriores luego de una reunión con autoridades estadounidenses.

En la sede de la FGR, las partes coincidieron en la necesidad de colaborar de manera conjunta sin intervenir en sus jurisdicciones, y hablaron de la importancia de trabajar con las comunidades para prevenir crímenes de odio.

Además, autoridades mexicanas externaron a las estadounidenses la preocupación del Gobierno de México por el acto cometido, y dieron a conocer su consternación por el posible vínculo del ejecutor de la masacre con organizaciones supremacistas raciales, por lo que se reiteró la importancia de llevar a cabo una investigación profunda de los hechos y de sus causas.

Se anunció que un representante del Gobierno de México viajará a El Paso este miércoles, para reunirse con los fiscales estatal y federal que investigan el ataque.

En un comunicado, se informó sobre la reunión de alto nivel entre autoridades de ambos países para dar seguimiento a ese ataque terrorista.

El encuentro estuvo encabezado por el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, así como un representante de la cancillería, mientras que por el lado estadounidense acudieron representantes de la Embajada de Estados Unidos en México, así como del Buró Federal de Investigaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.