El Silver Wolf Ranch es una lujosa propiedad construida a unos 74 kilómetros al este de San Antonio, Texas. Algunos la describen como una extraña combinación entre el rancho Neverland de Michael Jackson y la Hacienda Nápoles de Pablo Escobar.

A pesar de ser ostentosa y excéntrica como las propiedades del cantante estadounidense o el narcotraficante colombiano, los dueños de esta no están inmiscuidos ni en el ambiente artístico, ni en la producción de drogas.

La finca que tiene una extensión de poco más de un kilómetro cuadrado y tiene un valor de 4.1 millones de dólares, es propiedad de la familia Joaquín, cuyos miembros son identificados como los líderes de la polémica iglesia de La Luz del Mundo.

Según informa Univisión, el rancho se ubica a un costado de la carretera interestatal 10, razón por la que cualquier persona que transite en la zona, puede ver que al interior hay búfalos, caballos, venados y otros animales que son parte de un “zoológico público”.

El Silver Wolf Ranch fue adquirido y construido por Samuel Joaquín Flores, exlíder del culto religioso y padre de Naasón Joaquín García, actual mandamás de la organización detenido en Estados Unidos por abuso sexual, tráfico humano, pornografía infantil, extorsión y otros delitos.

Un “viejo oeste”, una falsa cárcel, un salón, condominios, zoológico, un lago…

De acuerdo con lo informado en el reportaje firmado por Isaías Alvarado, dentro del rancho hay además del zoológico, una sección que emula al “Viejo Oeste”, una falsa cárcel, un salón y un área para fiestas; así como condominios para invitados y un garaje que exhibe costosos autos.

Fotografía: Google Earth