Frente a los videos, declaraciones de autoridades e información filtrada sobre las denuncias de adolescentes agredidas por policías en Azcapotzalco y en Prepa 3, organizaciones defensoras de derechos de las mujeres expresaron su condena pues lo ocasiona que la víctima sea culpabilizada y que las protestas para exigir justicia sean rechazadas por la sociedad.

Así lo señalaron el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y el Instituto De Liderazgo Simone de Beauvoir al referir que las filtraciones de información ponen en riesgo que las denuncias y el proceso de investigación no sean los correctos en casos de violencia contra las mujeres.

“Las filtraciones de información en los casos de violencia contra las mujeres, las revictimizan y pone en riesgo como sucedió con la menor que señaló a policías de la Ciudad de México de violentarla sexualmente y cuya respuesta no asertiva de las autoridades, lo que derivó en actos que evidencian el hartazgo social”.

Videos sobre agresión de policías no reflejan lo que sucedió

Respecto a los dos vídeos que circulan sobre lo que supuestamente ocurrió con la agresión de policías en Azcapotzalco, Sofía Alessio, coordinadora nacional de REDefine del ILSB, señaló que no se puede saber con certeza que los videos muestran lo que pasó esa madrugada.

“No sabemos a ciencia cierta si los videos son ciertos porque pudieron ser manipulados, así que no tenemos certeza de que las cosas pasaron como se observa. Lo preocupante son las interpretaciones que culpabilizan a la víctima y a otras mujeres que han también han sufrido estos delitos”.

De acuerdo con Alessio, “siempre se le debe creer a la víctima” y deslegitimar su denuncia sería revictimizarla, es decir “que ella tuvo la culpa de lo que sucedió”. Además, señaló que abonan a no creerle a las mujeres cuando denuncian en general delitos en su contra.

“Hacer una denuncia no es una ida al cine y genuinamente cuando se hace una denuncia es porque algo ha sucedido. También genera que se cuestione su voz y que comiencen los comentarios como ‘¿por qué estaba ahí?, ¿por qué los papás no la cuidan?, ¿qué estaba haciendo a esas horas?’; y deja de lado el foco, que en este caso es el delito que cometieron los policías”.

La integrante del ILSB refirió que se debemos de dejar de responsabilizar a las víctimas y voltear a las personas que perpetraron el delito, porque además va ligado con el rechazo de la sociedad a las protestas, a lo que se adhiere las declaraciones de autoridades que las califican como “provocaciones” o “vandalismo”.

UNAM no garantiza seguridad de alumnas

Respecto a la agresión denunciada por una alumna de 15 años en Prepa 3 de la UNAM, El Instituto dijo que principalmente hay dos problemas “graves”: que dentro de la Universidad más grande de México no existan garantías de seguridad para las mujeres y que cuando una estudiante denuncia, se ponga en duda sus declaraciones.

“Que una alumna no pueda estar segura dentro de las instalaciones no da una buena señal de cómo están nuestras instituciones de educación pública en cuanto a protocolos y mecanismo de protección. Además, abona a que los delitos sexuales siguen sin denunciarse porque no pasa nada”.

Sofía Alessio acusó que en la UNAM no se tienen los protocolos adecuados para darle seguimientos a casos de violencia de género pues no ponen en el centro el bienestar de la víctima y en el caso de Prepa 3, la joven de 15 años “fue revictimizada” por ocupar espacios públicos.

De acuerdo con la especialista, los más importante en ambos casos con la revictimización contra las dos adolescentes, que se requiera denunciar para acceder a servicios de justicia y que los delitos sexuales contra mujeres no se persigan de oficio.

“Ni las escuelas ni los policías están para cuidar a las mujeres, lo que es clara evidencia de que las instituciones y el Estado no están preocupados o suficiente por nuestra seguridad”.

¿Qué hace falta?

El Observatorio señaló que ante dicho panorama, es necesaria la implementación de medidas específicas de acuerdo con el contexto y a los obstáculos que se enfrentan las víctimas, para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia género; y exigieron que informen los avances de los casos de violencia sexual.

La organización también demandó la instalación de una mesa técnica para la elaboración del Plan de Acción a la Violencia Feminicida, monitorear los avances y obstáculos en la atención, prevención y sanción; así como fortalecer la atención a víctimas y atender la solicitud de Alerta de Violencia de Género.

Para el ILSB hace falta capacitar y sensibilizar a policías y a la sociedad sobre las denuncias de mujeres por violencia de género. También son necesario mecanismo de acción para actuar de manera urgente y revertir los niveles de violencia en todo el territorio mexicano.

Fotografía: Galo Cañas / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.