El primer ministro italiano Giuseppe Conte anunció que presentará su dimisión al presidente de Italia, Sergio Mattarella, en medio de una crisis política y una confrontación con el ministro del Interior, vicepresidente del gobierno, y líder del partido de la Liga, Matteo Salvini.

“El gobierno termina aquí, presentaré mi dimisión al presidente Mattarella”, anunció Conte ante el pleno del Senado, tras agregar que “al final de este debate iré (hasta la oficina) del Presidente de la República a renunciar”.

“Ahora el presidente de la República liderará al país en este delicado paso”, agregó Conte luego de acusar a Salvini de haber comenzado la crisis política de manera irresponsable y de “perseguir sólo intereses personales”.

Ante el pleno del Senado, Conte acusó de “irresponsabilidad institucional” a Salvini líder de la utraderechista Liga, luego que el 8 de agosto pasado presentó una moción de censura en su contra, reportó la agencia de noticias Ansa.

En su intervención de casi una hora, Conte lanzó un duro discurso contra Salvini, quien estaba sentado a su lado, al que también acusó de oportunismo y de irresponsabilidad, luego que provocó una crisis de gobierno entre el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, “que ha llevado al país a una espiral de incertidumbre política y financiera”.

“Pedí intervenir (ante el Senado) para informar sobre la crisis del gobierno provocada por declaraciones del ministro del Interior y líder de una de las dos fuerzas mayoritarias”, la Liga, señaló Conte en su discurso que fue recibido entre aplausos de los legisladores, menos de los de ultraderecha.

El primer ministro, que no pertenece a ninguno de los dos grandes partidos de la coalición de gobierno, subrayó que la Liga “no quería seguir con esta alianza de gobierno”, y pidió elecciones inmediatas, una situación que conlleva grandes riesgos y consecuencias para el país, advirtió.

Esta crisis sucede en “un delicado momento de diálogo con las instituciones de la Unión Europea. En estos días, las negociaciones están a punto de concluir para los comisionados y he trabajado para garantizarle a Italia un papel central. Está claro que Italia corre el riesgo de participar en esta negociación en condiciones de debilidad”.

“La decisión de desencadenar la crisis es irresponsable. De esta manera, el ministro del Interior ha demostrado que está siguiendo los intereses personales y del partido”, acusó Conte.

Consideró que las decisiones tomadas por Salvini son un “gesto de imprudencia falta de respeto institucional para el Parlamento y (se corre el riesgo de) llevar al país a una espiral de incertidumbre política y financiera”.

“Las decisiones tomadas por el ministro del Interior en estos días revelan la poca sensibilidad institucional y una grave carencia de cultura constitucional. No necesitamos personas y hombres con plenos poderes, sino que tengan cultura institucional y un sentido de responsabilidad”, lanzó Conte ante los legisladores.

“La crisis del gobierno, en nuestro sistema, no se enfrenta y regula en las plazas públicas, sino en el Parlamento. En segundo lugar, el principio de pesos y contrapesos es fundamental para garantizar el equilibrio de nuestro sistema y evitar formas autoritarias”.

Indicó que luego de las elecciones europeas, Salvini se confió de sus resultados y comenzó una operación progresiva de separación del gobierno de coalición con el fin de encontrar una excusa para llevar la crisis a las urnas, “pero solo creó una contra-política que generó confusión”.

Luego se refirió al llamado caso “Russiagate” que involucra al mismo Salvini, al que le reclamó que “si hubieras acordado venir e informar al Senado sobre un asunto que necesita ser aclarado también por las repercusiones internacionales, habrías evitado problemas a tu presidente del Consejo”.

Además, le reprochó por haber “invadido repetidamente las competencias” de los otros ministros, terminando socavando la efectividad de la acción del Ejecutivo y lo acusó de criticar a varios ministros, destacando la falta de “cultura de las reglas”.

“La crisis actual socava la acción de este gobierno que se detiene aquí (…) Pero debemos avanzar, hay una gran necesidad de política con una P mayúscula, debemos planificar el futuro, ofrecer oportunidades a nuestros jóvenes, que deben ser retenidos y no forzados a abandonar el país”, subrayó Conte, tras anunciar que presentará su dimisión ante el presidente Mattarella.

Salvini por su parte subrayó que “haría de nuevo todo lo que ha hecho”, de inmediato contestó a las críticas de Conte y bromeó sobre los señalamientos de la crisis que se abrió en agosto “porque en este momento hay personas en el país que trabajan, no solo hay políticos para los que agosto es sagrado”, ya que en Italia es habitual tomar vacaciones en este mes.

“Somos un país libre y soberano, y estoy cansado de tener que esperar todo para obtener el consentimiento de la Unión Europea”, dijo Salvini, quien lleva varios días hablando en tono de campaña electoral.

Conte pondrá su cargo a disposición del presidente Mattarella, quien deberá iniciar nuevas consultas informales con los partidos para tratar de formar una nueva coalición de gobierno, y de no conseguirlo, deberá disolver las cámaras y convocar a elecciones anticipadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.