Para salvaguardar la integridad de los alumnos, docentes y personal administrativo durante el paso de la tormenta tropical “Fernand”, la Secretaría de Educación en el Estado anunció la suspensión de clases a nivel básico, medio y superior.

Mediante un comunicado de prensa, la dependencia encabezada por María de los Ángeles Errisúriz Alcarón dio a conocer la nueva disposición ante la llegada del sistema frontal que traerá consigo lluvias de intensas a muy fuertes, actividad eléctrica y fuertes vientos. Las actividades escolares se reanudarán el jueves 5 de septiembre.

“La Secretaría de Educación de Nuevo León informa que, ante las fuertes lluvias a registrarse en las próximas horas y buscando salvaguardar la integridad de los alumnos, docentes y personal administrativo, el Gobierno Ciudadano ha decidido suspender clases durante este miércoles 4 de septiembre en el nivel básico, media superior y superior en escuelas oficiales de la entidad”.

“La dependencia exhorta a la ciudadanía a mantenerse alerta de los reportes oficiales de Protección Civil del Estado y de esta dependencia”, cita el documento.

Se exhorta a los padres de familia a estar atentos a las condiciones del clima y los informes oficiales de Protección Civil Nuevo León.

De presentarse alguna emergencia, reportarla al 9-1-1.

La Secretaría de Educación pone a disposición sus teléfonos 20 20 50 50, 51 y 52, para cualquier reporte.

Universidades Lo Confirman

Después de que el Gobierno del Estado anunciara que se suspendían las clases en todos los niveles de educación, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la UDEM, que incluso suspendió su evento del 50 aniversario, y el ITESM, lo confirmaron por medio de un comunicado.

Desde la media tarde del martes en algunas preparatorias de la UANL, se informó por medio de redes sociales que las faltas de los días miércoles y jueves estaban justificadas y quedaba a criterio de los padres si enviaban a sus hijos a clases.

Sin embargo, ya por la noche y tras emitir un comunicado especial, el Gobierno del Estado de la suspensión oficial, las instituciones de educación media y superior hicieron lo mismo. De hecho, hacían ver que la decisión se había tomado acatando las indicaciones de Protección Civil de Nuevo León. La medida incluía también al personal docente y administrativo de las diversas universidades.