Transportistas de Nuevo León intentaron este jueves aprovechar la sesión ordinaria del Consejo Estatal del Transporte y Vialidad para plantear un nuevo incremento en las tarifas del transporte urbano, lo cual les fue denegado.

Argumentando una “insostenible” situación que se vive en el rubro, empresarios del gremio propusieron adelantar a este jueves la sesión de la Comisión de Costos y Productividad programada para el 9 de octubre; sin embargo, el resto de los consejeros se negó. La intención es incrementar el costo de pasaje en por lo menos un 23 por ciento.

“Queríamos ver la necesidad que se acelerará la reunión. No lo logramos. Necesitamos una actualización de la tarifa de alguna manera, que se actualice al menos la inflación, es del 23 por ciento”, dijo a su salida Jorge Alberto Almaraz, vocero de la Asociación de Transporte Púbico de Pasajeros.

Rocío Montalvo, representante de Únete Pueblo, denunció que los transportistas buscan aplicar una tarifa emergente de aquí a diciembre, y volver a proponer una nueva alza para el próximo año.

Es de destacar que, previo al inicio del ciclo escolar, el pasado mes de agosto, los permisionarios acudieron a Palacio de Gobierno en busca de que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón accediera a un ajuste o subsidio en el servicio. Sin embargo, luego de dos intentos fallidos, el mandatario estatal informó que no los recibiría de no ser en sesión del Consejo Estatal de Transporte y Vialidad. Lo anterior toda vez que no está en él, sino en el organismo, aprobar un movimiento en los costos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.