Con un incremento en homicidios y robos, la ola de violencia que embate a Nuevo León ha rebasado al Estado, consideró este miércoles Julio César Puente Ledezma, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad. Al término de la Mesa de Seguridad, en Palacio de Gobierno, el representante del organismo dijo que las autoridades trabajan incansablemente por bajar los índices delictivos, sin embargo, no es tarea fácil. Quienes se dedican a alterar el orden, al igual que las corporaciones policiacas, dijo, cuentan con toda una estrategia para destruir.

“Lo estamos viendo por el número de homicidios y por los robos (que el Estado está rebasado) … Claro que hay un esfuerzo de las instituciones policiacas, pero luego, de este medio, hay estrategias también de las personas que se dedican a alterar el orden. Definitivamente debemos de saber que para todo esto se organizan (los criminales), hay coordinación, y el que destruye lleva una gran ventaja sobre el que está construyendo”.

Dijo que lo sucedido en un centro comercial al sur de Monterrey, donde elementos de Fuerza Civil detuvieron a dos de tres delincuentes tras un ataque a balazos y posterior persecución, es un reto más del crimen a la autoridad. No obstante, rechazó que el cambio de mando de militar a civil en el Operativo Metropolitano de Seguridad, encabezado por Jorge Fernando Garza Morales, Subsecretario de Seguridad Pública, tenga alguna relación.

“Siguen siendo los retos de la delincuencia, no descansan. Ellos están movilizándose de una parte a otra, no se quedan quietos, no están en una sola actividad, la capacidad que tienen de destruir y de hacer el mal está siempre presente. Haga lo que haga, la delincuencia trae su actividad fija. Mande quien mande, sea quien sea, esto va a permanecer. Se requiere un buen diagnóstico y una buena estrategia”.

Destacó que el escenario sólo cambiará cuando se pueda transitar libremente por las calles, se respeten las vidas y se regrese a casa sin que el patrimonio se haya visto afectado. Para esto es necesario también resolver el problema de empleo y educación.

“¿Cuándo se puede decir que esto ha cambiado? Cuando se pueda transitar por las calles con tranquilidad, cuando la gente salga, salga y vea que regresa a su casa y su patrimonio ahí está. Cuando se respeten las vidas, cuando se dejen de seguir llenando las cárceles”.

Como Consejo Ciudadano, agregó, sienten muchísima pena de que se eleve el número de homicidios, pues se trata de vidas que se pierden, así como familias y niños que sufren las consecuencias.

Y atribuyen homicidios a problemas entre carteles.

A diferencia de otras entidades de la República, el incremento en homicidios en Nuevo León se debe a pleitos internos entre los cuatro carteles de la droga que operan en la entidad. Aldo Fasci Zuazua, Secretario de Seguridad Pública en el Estado, indicó que existen divisiones que los llevan a matarse entre ellos mismos. La autoridad, resaltó, no tiene más que detenerlos para prevenir que siga la escalada de violencia.

“Cada grupo tiene sus temas internos, hay divisiones hay pleitos internos en los grupos, en los cuatro. Estos homicidios del crimen organizado no es uno contra otro. Aquí en Nuevo León son temas internos, eso es lo que estamos viendo, un grupo contra sí mismo, subdivisiones, problemas internos, pero tenemos que detenerlos, dividirlos o no dividirlos, tenemos que detenerlos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.