El Presidente de México descartó declarar emergencia climática porque, aunque sí está a favor del medio ambiente, él apoya por su regeneración. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su gobierno está trabajando en acciones a favor del medio ambiente, como la reforestación, limpiar el agua y el aire y evitar que se destruya el territorio.

Destacó que unos de sus programas prioritarios, Sembrando Vida, es a favor del medio ambiente y para que no se destruyen más bosques.

“Yo estoy muy satisfecho porque estamos sembrando árboles maderables como nunca en el país. Es una lucha que se está dando, porque sigue habiendo tala clandestina y se está haciendo todo lo posible por evitar que se destruyan los bosques”.

Resaltó que ya no se está explotando el agua en ciertas comunidades donde hay escasez, ni siquiera se permiten la instalación de empresas como cuencas lecheras o cerveceras, por lo que las exhortó a que sus operaciones las ubiquen donde no se sufre este problema.

López Obrador reiteró que su gobierno no permitirá el fracking, una técnica con la cual se perfora un pozo en la tierra donde se inyecta agua, arena y sustancias químicas para que la presión del flujo provoque la salida de hidrocarburos a través de poros.

“Está prohibido el fracking, como están prohibidas las semillas y en particular el maíz transgénico, eso lo tenemos que cuidar y cuidar nuestro medio ambiente; además, es lo que vamos a heredar a las nuevas generaciones. Tenemos que cuidar el medio ambiente”.

Postura de México en la ONU

México seguirá promoviendo el Acuerdo de París (plan de acción mundial contra el cambio climático) durante la cumbre del cambio climático de la ONU en Nueva York, que se está llevando a cabo estos días.

Un documento de la Secretaría de Relaciones Exteriores señala que se unirá a la Agenda ambiental 2030 y se dará seguimiento a todos los planes vinculados con el desarrollo sostenible.

A través de Twitter, la cuenta de la SRE informó que presentó una iniciativa para aportar a las soluciones por el cambio climático.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro