Trump arremetió contra los “globalistas” y se jactó de que los Estados Unidos son “por mucho” la nación militarmente más poderosa del planeta, en el marco de su participación en la Asamblea General de la ONU este martes.

El mandatario norteamericano comenzó su discurso señalando que los Estados Unidos son el país con el ejército más poderoso, por un amplio margen, además de señalar que desde su llegada a la presidencia se han reconstruido sus fuerzas armadas por completo. Trump agregó que tiene “esperanzas” de jamás tener que utilizar el poderío militar de su país.

En otra parte de su discurso, Trump afirmó que su administración está determinada a proteger la “soberanía e independencia” de los miembros de las Naciones Unidas”.

Esto significaría, en sus propias palabras, que el futuro de la humanidad “no pertenece a los globalistas”.

“El futuro no le pertenece a los globalistas. El futuro le pertenece a los patriotas. El futuro les pertenece a las naciones independientes y soberanas, que protegen a sus ciudadanos, respetan a sus vecinos y honran las diferencias que hacen a cada país especial y único”.

Trump agregó que de momento no se encuentra entre sus planes levantar las sanciones económicas impuestas contra Irán: “Ningún gobierno responsable debe subsidiar la sed de sangre. Mientras que las actitudes amenazantes de Irán continúen, las sanciones no serán levantadas. Serán incrementadas”.

Fotografía: especial/ Shealah Craighead