Los padres y madres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, instituciones, activistas, defensores de derechos humanos y sociedad solidaria, marcharon este jueves en protesta por los 5 años de los hechos sucedidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala. La exigencia continua: memoria, verdad y justicia para las víctimas.

“Nuestros hijos salían a botear para la marcha del 2 de octubre. Nuestros hijos no son unos vándalos como el gobierno de Peña quiso decir. Hasta ahorita no hay avances. Cinco años de sufrimiento, cinco años de dolor por no saber dónde están”, dijo la madre de Martín Getsemany Sánchez García.

Antes, cuando arribaron al Antimonumento a los 43, sobre avenida Reforma, las familias colocaron fotografías de los normalistas, hicieron el pase de lista de los desaparecidos y los 3 estudiantes asesinados. También, otras organizaciones tomaron la palabra para exigir justicia.

“Hoy estamos aquí para decirle a México y al mundo que todavía nos faltan 43”, dijo Felipe de la Cruz, vocero de las familias.

En ese Antimonumento, la mamá de Jorge Aníbal Cruz Mendoza señaló que ningunos de los padres se imaginaban llegar a 5 años luchando por justicia, “pero desgraciadamente el Gobierno de Enrique Peña Nieto no quiso hacer las investigaciones para recuperar a nuestros hijos”.

Cinco años después de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, familiares y compañeros salieron, como cada 26 de mes, del Ángel de la Independencia al Zócalo de la capital, antes se llevó a cabo una misa religiosa, todo con el objetivo de exigir presentación con vida y castigo a los culpables.

“Porque todavía ‘Nos Faltan 43”, “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, “Veintiséis de septiembre no se olvida, es de lucha combativa”, son las consignas que destacaron en la protesta.

“A 5 años no tenemos respuesta, en México existe una tecnología que si fuese utilizada ya hubiéramos dado con el paradero de nuestros hijos. El nuevo gobierno tiene que apoyar a la Comisión [de la Verdad para el caso Ayotzinapa], a los expertos [del GIEI] y al nuevo fiscal especial [Omar Trejo]”, dijo César González.

Durante el mitin, César González, uno de los padres de los 43, reiteró su exigencia al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de que sea más energético y más severo con el Ejército al momento de exigir información sobre lo ocurrido el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero; así como a todas las dependencias que se han resistido a entregar datos sobre el caso.

“Porque nos quitaron tanto que hasta el miedo se llevaron con ellos. Hoy hay una luz de esperanza, hoy no tenemos que abrir puertas a patadas, hoy hay diálogo con autoridades, pero no confiamos hasta no ver los hechos por sí mismos”, dijo María Elena Guerrero, madre de Jovani Galindo Guerrero.

Finamente, Emiliano Navarrete, papá de José Ángel Navarrete González, repitió el delito que se persigue contra los estudiantes: desaparición forzada cometida por elementos del Estado, además de destacar la participación del expresidente, Enrique Peña Nieto que “sólo dejó destrozos en nuestro pueblo”.

“Durante 5 años no ha sido fácil la lucha. Hemos llegado firmes sin que el gobierno pudiera enterrarnos como lo quiso hacer con nuestros hijos. El día de hoy se abre una nueva esperanza para nosotros, al menos el gobierno ha tenido una postura positiva pero vamos trabajar para ver si realmente va a cumplir con su palabra. Vamos a seguir empujando, exigiendo con la misma intensidad. Ha cinco años no tenemos más que la maldita mentira que nos dejó el maldito gobierno de Peña Nieto”, dijo Emiliano Navarrete.

Fotografía: Nancy Gómez/SDPnoticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.