El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a exhortar a los grupos de autodenominados anarquistas a no realizar desmanes en la marcha de este 2 de octubre, cuando se conmemoran 51 años de la matanza de Tlatelolco.

En su conferencia matutina, el mandatario insistió en que el uso de la fuerza “no es la opción para resolver problemas que se originan por la falta de libertades”, pero al mismo tiempo no puede dejar de censurar los actos vandálicos que han realizado grupos minoritarios en los últimos tiempos.

Tras señalar que México quiere vivir “en paz” y que en su gobierno se garantizarán tanto la libertad de manifestación como el derecho a disentir, solicitó a los asistentes a la marcha no afectar a terceros: “Pedimos a todos, en especial a los que van a ejercer su derecho de manifestación, que lo hagan de manera pacífica, sin violencia”.

Pide no caer en el juego de provocadores

El Presidente también insto a quienes estén convencidos de que la violencia no es la vía para rememorar los hechos de 1968 a que ayuden a aislar “a los provocadores” y a no caer en el juego de estos grupos. Abundando en el tema, explicó que esto último no significa enfrentar a estos provocadores “sino hacerse a un lado” cuando hagan destrozos e intentar calmarlos, pues “ese no es el camino”.

Les pidió no cubrir su rostro durante las marchas: “Fuera máscaras: el que lucha por la justicia (…) no tiene que ocultar su rostro, debe mostrar la cara. Y tampoco debe traer armas, sean estas piedras o petardos o varillas”.

Siguiendo con el tema, afirmó con ironía que también recurrirá a las familias para que reprendan a los jóvenes que han protagonizado actos vandálicos en los últimos meses.

“Tengan cuidado porque en una de esas los voy a acusar con sus mamás, con sus papas, con sus abuelos. Porque estoy seguro que no están de acuerdo. Les darían hasta sus jalones de orejas, sus zapes”.

Guardia Nacional asistirá a Sheinbaum si solicita apoyo de la Federación

Finalmente, López Obrador aseguró que su gobierno apoya totalmente a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, que estará a cargo del operativo especial de seguridad para la marcha de esta tarde. Este apoyo, detalló, incluye el envió de efectivos de la Guardia Nacional si es que así lo solicita la mandataria.

Sin embargo, confió en que las autoridades de la ciudad realizarán un buen trabajo y no será necesaria la asistencia de instancias federales.

“Eso no va a hacer falta. Está mejor eso de que los vamos a acusar con sus papas y con sus abuelos (a los anarquistas) para que les llamen la atención”.

El presidente López Obrador volvió a exhortar a los grupos de anarquistas a no afectar a terceros durante la marcha de este 2 de octubre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.