Este 2 de octubre se cumple el 51 aniversario de la Matanza de Tlatelolco. Por lo mismo, particularmente en la capital, se esperan grandes contingentes de personas marchando en remembranza de ese evento. En fechas recientes se han dado lugar diferentes manifestaciones con diversas peticiones y evocaciones de trasfondo en la Ciudad de México. Y de forma reiterada se han presentado actos de violencia y vandalismo a la par de las marchas de los contingentes mencionados. Se adivina que estos actos se susciten este miércoles también.

Por esta razón, las empresas Opinión Pública, Marketing e Imagen, así como Social Research Solutions levantaron una encuesta vía AMLOVEmetrics -ejercicios similares se publican en SDPnoticias cada semana-, a una muestra representativa de la población de la Ciudad de México, en la que se preguntó:

“En su opinión, ¿cree que los grupos violentos que se han infiltrado en manifestaciones, mítines y marchas recientes en la Ciudad de México buscan desestabilizar a los gobiernos de AMLO y de Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno de la Ciudad?”

Los resultados obtenidos fueron los siguientes:

Estos números reflejan que los capitalinos están mayoritariamente convencidos (66%) de que los grupos violentos y vandálicos que se han infiltrado en recientes mítines y marchas tienen como objetivo dificultar y encarecer la gestión de López Obrador y de quien gobierna la capital del país, Claudia Sheinbaum. Un 24% considera que —sin emitir una postura sobre la justicia o no de los reclamos y sobre la ilegalidad o no de las acciones emprendidas— estos grupos tienen como fin último protestar y no impactar a la conducción de los gobiernos federal y local.

Lo cierto es que, y en concordancia con los datos que arroja esta encuesta, la jefa de gobierno de la Ciudad de México sí se ha visto forzada a reaccionar, ello independientemente de una medición de satisfacción o insatisfacción de la ciudadanía —eso no se incluye en esta encuesta—con las medidas emprendidas por el gobierno de la CDMX para hacer frente a estos desmanes.

Y la estrategia de respuesta (a algo que el gobierno local, la presidencia de la República y la ciudadanía ve como actos de provocación) ha sido justamente no caer en reciprocar esas agresiones; de ahí los llamados a la cordura, de la conformación de cinturones ciudadanos de paz y de no utilizar la fuerza armada por parte de la Guardia Nacional y policial.

En esta medición del 1 de octubre se levantaron 600 encuestas telefónicas en la Ciudad de México mediante el método de robot, enviando las preguntas con un mensaje pregrabado que contestaron los entrevistados en su teclado telefónico. La muestra probabilística tuvo un margen estadístico de error de +-4%.

Fotografía: SDPnoticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.