El presidente ruso Vladimir Putin afirmó que no existen evidencias de que Irán sea el responsable del ataque del 14 de septiembre pasado contra instalaciones petroleras de Arabia Saudita, y consideró que la investigación del incidente debe basarse en hechos y no en emociones.

“Los servicios de inteligencia de Estados Unidos (…) aún no han proporcionado ninguna evidencia. Hablamos con el liderazgo de Arabia Saudita, personalmente hablé con el príncipe heredero y entendí que Arabia Saudita busca obtener evidencia irrefutable sobre la participación de un país en estos eventos”, afirmó Putin.

“Sin embargo, hasta ahora nadie ha presentado esta evidencia. No nos dejemos guiar por las emociones, sino por los hechos”, puntualizó el mandatario ruso, en el marco de la celebración del Foro Internacional de la Energía Rusia 2019, reportó el canal ruso RT.

El presidente ruso reveló que habló sobre el tema con su similar iraní Hasán Rohaní, durante un encuentro que mantuvieron la víspera.

“La posición de Rohaní es que Irán declina toda la responsabilidad por este evento. Teherán no está involucrado en este hecho, y por eso, para Irán es algo extraña la posición de algunos países, que sin justificación suficiente y sin obtener los resultados de una investigación internacional lo declaran culpable”, añadió Putin.

El mandatario ruso condenó los ataques contra las instalaciones de la refinería árabe Aramco y señaló que tuvieron un impacto negativo en los mercados energéticos internacionales.

El pasado 14 de septiembre, aviones no tripulados atacaron instalaciones de la petrolera estatal saudita Aramco, lo que provocó que la producción de crudo de Arabia se desplomara casi a la mitad durante varios días.

Aunque el ataque fue reivindicado por los rebeldes hutíes de Yemen, Estados Unidos responsabilizó a Irán de los hechos, lo que fue negado por el gobierno de Teherán.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.