Para impulsar el turismo a Arabia Saudita, las autoridades del reino permitirán a las mujeres reservar habitaciones sin estar acompañadas de un varón, y a las parejas extranjeras alquilar una habitación sin comprobar que están casados, situaciones prohibidas hasta hoy.

La Comisión para el Turismo y el Patrimonio Nacional anunció este domingo la reducción de las restricciones, tras el lanzamiento de su primera visa de turista, con la que Arabia Saudita busca abrir el país a visitantes extranjeros y diversificar su economía, hasta ahora centrada en el petróleo.

“Todas las mujeres, incluidas las sauditas, podrán reservar y estar en hoteles solo mostrando un documento de identidad en el momento de la reserva”, destacó la dependencia citada por el diario Arabian Business.

Los hombres y mujeres solteros extranjeros ahora también pueden compartir habitaciones de hotel sin acreditar su vínculo matrimonial, aunque “todos los ciudadanos sauditas deberán mostrar su carné familiar o demostrar su relación al registrarse en los hoteles”, aclaró la declaración.

La Comisión para el Turismo y el Patrimonio Nacional destacó que las reformas se enmarcan en el fomento al turismo no religioso, con lo que las turistas tampoco están obligadas a usar las prendas islámicas que las cubran totalmente, aunque “deben vestirse de forma recatada”.

La reducción de las restricciones para que las sauditas tenga derecho a usar habitaciones de hotel se suma a otras acciones del príncipe heredero, Mohamed bin Salman, en pro de la mujer, como el permitirles conducir un automóvil o abandonar el país, sin la autorización de su esposo, padre u otro familiar varón, como se hacía por tradición.

Sin embargo, la Comisión subrayó el consumo de al alcohol en lugares públicos sigue estando prohibido en todo Arabia Saudita, un país musulmán ultraconservador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.