La Fiscalía General de Justicia indaga las actividades de los propietarios de la casa ubicada en el municipio de Zuazua, donde hombres armados, lesionaron a balazos a seis menores en la colonia Real de Palmas. Hasta el momento dos de los niños permanecen en estado crítico y tres más, podrían ser dados de alta en los próximos días.

Las autoridades no descartan que dicha casa, fuera utilizada como punto de venta de sustancias prohibidas. Al parecer el objetivo de los sicarios, era atentar contra la vida de los propietarios de la casa. Personal de Servicios Periciales y la Agencia Estatal de Investigaciones, esperan una orden de un juez para realizar un cateo.

El ataque se registró a las 22:00 horas del pasado lunes, en una casa ubicada en la calle Príncipe de Maine, número 1118 en el cruce con Príncipe de Benevento, en el mencionado sector. Según los informes, los pistoleros llegaron caminando al lugar y al ver las luces encendidas en el interior de la casa, comenzaron a accionar sus armas de fuego. Al parecer el objetivo de los sicarios era acabar con una mujer que radica en el sitio, la cual, confundieron con una jovencita que estaba acompañando a los niños.

Entre los lesionados se encuentran los hermanos Manuel Alejandro, de 9 años, quien recibió tres balazos en la espalda, y Francisco Tadeo, de 10, con un rozón en el cráneo y un balazo en la rodilla derecha. Ambos presentan lesiones graves, y se encuentran internados en el Hospital Universitario.

Otro de los lesionados es un menor de nombre Francisco Eduardo, de 12 años, quien sufrió tres balazos, dos en una pierna y otro en una mano. También resultaron lesionados los hermanos David, de 12 años, quien sufrió un balazo en la quijada y otro en la pierna derecha, y Jacob, de 9 años, con un rozón en un brazo. Así como una joven de nombre Roxana Jazmín, de 15, con dos balazos en fémur derecho y otro en la pierna derecha.

En un principio los heridos fueron llevados por sus familiares, a una clínica particular de Zuazua, donde los estabilizaron y posteriormente, pasaron al Hospital Universitario.

En el lugar del ataque, se levantaron 21 casquillos calibre 9 milímetros y 45 milímetros, los cuales quedaron a disposición de las autoridades correspondientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.