El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este 8 de octubre que ya existe un posible comprador para el Avión Presidencial adquirido durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa, y que comenzó a usarse en el sexenio de su sucesor Enrique Peña Nieto.

El mandatario confirmó en su conferencia de prensa matutina que “hay ya una empresa interesada en la adquisición” de la aeronave, la cual fue enviada en los primeros días de la actual administración al Aeropuerto de Logística del Sur de California (Estados Unidos) para su resguardo hasta el momento de la venta.

Sin embargo, López Obrador se negó a dar más detalles como la nacionalidad de la empresa, el precio por el que será desincorporado el aparato o el avance de las negociaciones: “Hasta ahora existe un comprador; no puedo hablar más porque todavía no se cierra el acuerdo y es un procedimiento legal”.

Se venderán otros 73 aviones y helicópteros heredados de sexenios pasados

El presidente de la República recalcó que la venta del avión presidencial no es un proceso sencillo pues “se requiere cumplir con una serie de requerimientos legales” y además buscan que haya total transparencia.

Por ello, se solicitó la asistencia de la Organización de las Naciones Unidas para acompañar el proceso, así como una serie de avalúos y contratos de mantenimiento en los que intervienen varias dependencias federales, incluyendo a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Asimismo, indicó que se venderán un total de 73 aeronaves heredadas de sexenios pasados, incluyendo seis jets y seis helicópteros adquiridos en la administración de Peña Nieto a un costo aproximado de mil millones de pesos por unidad: “Estamos hablando de aviones para el servicio de altos funcionarios públicos (…) En los últimos dos sexenios se compraron 100 mil millones de pesos en aviones y en helicópteros”.

Fotografía: Galo Cañas / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.