La Comisión de la medalla Belisario Domínguez del Senado de la República, designó a la activista Rosario Ibarra de Piedra como la merecedora de dicho reconocimiento para este 2019.

De manera unánime, los 9 senadores integrantes de la comisión consideraron a Ibarra como una luchadora social en contra de la desaparición forzada y destacaron sus más de 4 décadas de trabajo en favor de las víctimas.

Los legisladores que avalaron de manera unánime el nombramiento son: Sasil de León Villard, del PES; Jesusa Rodríguez, de Morena; Juan José Jiménez Yáñez, de Morena; Susana Harp, de Morena; Eduardo Ramírez Aguilar, de Morena; Martha Guerrero, de Morena; Eruviel Ávila, del PRI; Nancy de la Sierra, del PT; y Manuel Velasco, del PVEM.

En su intervención, Velasco Coello recordó que tuvo oportunidad de conocer a Ibarra de la Piedra durante el periodo en que ambos se desempeñaron como senadores, entre 2006 y 2012, y aseguró que sus méritos para hacerse del reconocimiento son incuestionables.

La desaparición del hijo de Rosario Ibarra de Piedra

La medalla Belisario Domínguez es el máximo reconocimiento ciudadano que otorga el Senado de la República. Rosario Ibarra inició como activista de manera circunstancial en 1974, cuando su hijo, Jesús Piedra, desapareció en medio de la llamada Guerra Sucia del Estado mexicano contra organizaciones estudiantiles en resistencia y grupos guerrilleros.

Jesús, de apenas 19 años, pertenecía a la Liga 23 de Septiembre, un grupo guerrillero con ideología comunista que fue perseguido por el gobierno mexicano y que recientemente volvió a cobrar notoriedad en la escena política, debido a que el historiador Pedro Salmerón llamó “valientes” a los integrantes que participaron en el secuestro y homicidio del empresario Eugenio Garza Sada en 1973.

A partir de la desaparición de su hijo, presumiblemente por órdenes del gobierno mexicano, Rosario Ibarra se lanzó en una búsqueda desesperada, misma que la llevó a fundar el Comité Eureka, una organización dedicada a la búsqueda de jóvenes víctimas de desaparición forzada y al apoyo de presos políticos y exiliados.

En 2006, Rosario Ibarra se hizo de un escaño en el Senado de la República por el Partido del Trabajo.

De acuerdo con lo aprobado este martes 8 de octubre, será el próximo 23 de octubre que se lleve a cabo la sesión solemne para la entrega de la medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra de Piedra en la antigua sede del Senado, en el número 9 de la calle Xicoténcatl en el Centro Histórico.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.