El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto, aclaró las distintas versiones en torno al congelamiento y descongelamiento de cuentas del exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora.

En una serie de mensajes en su cuenta de Twitter, el funcionario federal señaló que, en el caso del exministro, se actuó conforme al procedimiento y hasta después de la presentación de su renuncia, por lo que rechazó los señalamientos del “congelamiento” como una medida de presión para concretar su salida del Poder Judicial.

Nieto Castillo reiteró que todas las solicitudes de bloqueo de cuentas se realizan en coordinación con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y que, en determinados casos, se procede a su liberación cuando se ponen en riesgo los derechos de trabajadores, accionistas y proveedores: “El bloqueo de las cuentas bancarias del exministro se realizó después de su renuncia, por lo que lógicamente no pudo ser un mecanismo para que dimitiera.”

De acuerdo con una columna publicada este jueves 10 de octubre por el diario El Universal, las cuentas de Medina Mora y de sus hermanos, así como de empresas vinculadas a ese círculo, fueron congeladas apenas horas antes de que el ahora exministro presentara su renuncia al presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el reporte, el bloqueo se levantó el sábado 5 de octubre, por lo que algunas fuentes extraoficiales apuntaron a una supuesta presión en contra de Medina Mora, quien es investigado por lavado de dinero por la UIF y hasta el momento no ha explicado de manera pública los motivos de su renuncia.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro