A pesar de que reiteradamente, el Presidente de la República ha manifestado su rechazo a la extracción de gas por medio del fracking, en el Congreso de la Unión se sigue buscando la manera de autorizarlo.

El presidente de la Comisión de Energía del Senado, Armando Guadiana, de Morena, informó que se convocará a foros, talleres y mesas de trabajo para discutir la posible elaboración de una iniciativa a favor del fracking en México.

En un comunicado, Guadiana Tijerina respondió a la polémica registrada esta semana en redes sociales en torno a la posibilidad de que el Gobierno de México autorice la técnica de fracking para la obtención de hidrocarburos.

En su posicionamiento, el senador indicó que antes de cualquier formulación formal de una iniciativa, los legisladores involucrados en la propuesta abrirán las puertas a la discusión efectiva del tema, con la organización de foros, talleres y mesas de trabajo.

Añadió que se invitará a expertos nacionales e internacionales, tanto a favor como en contra, además de que se tomarán en cuenta las posturas de diversas organizaciones civiles. Guadiana consideró como legítimas las preocupaciones sobre afectaciones al Medio Ambiente.

El senador dijo que la iniciativa parte de la búsqueda de la seguridad energética de la nación, lo que a su vez contribuye a la estabilidad económica. De acuerdo con Guadiana Tijerina, México importa más de mil 500 millones de pies cúbicos de gas, lo que equivale una enorme fuga de divisas.

¿Qué es el fracking?

El fracking es una técnica de reciente aplicación que consiste en perforar a más de 2 kilómetros de profundidad y fracturar rocas con petróleo a base de presión de agua. Pese a los resultados altamente positivos en términos de productividad para países como Estados Unidos, la también llamada técnica de “estimulación hidráulica” es cuestionada por sus efectos en el medio ambiente, debido a la contaminación del agua con diversos materiales tóxicos.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro