Ante la aparición de personas calcinadas al interior de vehículos y el ataque a menores de edad, Nuevo León ofreció “esforzarse más” en materia de Seguridad. Al término de la Mesa de Seguridad, en Palacio de Cantera, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, reconoció que el abandono de cuerpos en automóviles en llamas en hechos distintos podría ser un reto de la delincuencia a las autoridades. Sin embargo, aseguró, las corporaciones de Seguridad sabrán estar a la altura.

“Siempre va a haber un reto para las autoridades para combatir la incidencia delictiva. Siempre vamos a hacer lo que estamos haciendo, esforzarnos más y brindarle a la comunidad respuestas más concretas”.

El funcionario estatal dijo que día con día se modifica la estrategia y los dispositivos especiales para reducir la incidencia delictiva, de tal forma que, ante el menor repunte, se procede a actuar en consecuencia.

“Todos los días modificamos y establecemos dispositivos especiales y eso es lo que vemos aquí. La incidencia delictiva se ha estado manteniendo. De repente se nos disparan en un mes los homicidios, y luego vuelven a estar en un nivel normal; luego se vuelven a disparar los robos a personas o los robos en negocio y luego regresan en niveles normales”.

A manera de ejemplo, mencionó que este miércoles sostuvieron una reunión con los jefes de seguridad de tiendas de conveniencia con quienes se acordó robustecer el plan de acción.

“Una vez que vimos que se había disparado un poco el robo a negocio, citamos a los jefes de seguridad de los grandes consorcios de empresas de tiendas de conveniencia para poder, junto con la seguridad de ellos, colaborar todos y salir adelante. Así se está haciendo con los demás dispositivos”.