Por Obed Campos.

Viendo cómo se comportan los políticos mexicanos me da la impresión de que son más civilizadas muchas pandillas, que abundan en nuestro país y cuyos miembros tienen más categoría y más elegancia en sus actuaciones.

Entre dimes y diretes y supuestas manos negras, por ejemplo, está el caso de las supuestas intervenciones de operadores priistas en las próximas elecciones de Morena.

Y a lo mejor por eso, porque Morena acapara el cuadro, nadie está viendo el lío que se cargan al interior del todavía “no partido” llamado Redes Sociales Progresistas (RSP), que dicen es propiedad de la maestra Elba Esther Gordillo.

Pues es que en las tripas de la todavía “organización política” RSP que busca su registro como partido político a nivel nacional, hay serios problemas en cuanto a quienes tomarán el control una vez que el INE les otorgue el reconocimiento oficial.

O sea, todavía no tienen barco, y ya se pelean la capitanía.

Así, pelean a dos de tres caídas y sin límites de tiempo, en una esquina Fernando González, yerno de Gordillo y comisionado nacional de RSP.

En la otra esquina, con un peso indefinido, Iván Peña Neder, el cual grita a los cuatro vientos que él es el presidente legítimo y acusa una traición de la familia de la maestra para hacerlo a un lado.

González ya dijo que desconoce a la dirigencia de Peña Neder, en tanto que éste ha anunciado una batalla legal (con patadas voladoras de por medio) para mantenerla y no permitir que el “núcleo corporativo” elbista se apropie de la misma.

RSP, que tiene sus bases entre el profesorado, ha cumplido con 13 de las 20 asambleas estatales que marca la ley, y ya cuenta con 150 mil afiliados de los 234 mil que requiere para convertirse en partido político.

Su objetivo es estar en las planillas de 2021.

El choque entre las dos corrientes, con sillazos y lances desde la tercera cuerda dicen los que saben que tiene su origen en la intención de Gordillo de controlar la dirigencia, y ya provocó la cancelación de asambleas estatales de la agrupación, necesarias para su registro.

Por su parte Peña Neder refrendó la “lealtad” de la agrupación Redes Sociales Progresistas, al menos de la que dirige, a su “manager”, perdón, al presidente Andrés Manuel López Obrador.

obed@sdpnoticias.com

@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.