Luego de los violentos acontecimientos ocurridos hace unos días en Culiacán, Sinaloa, el presidente del Episcopado Mexicano, Rogelio Cabrera López, recalcó que la lucha armada nunca será la solución porque pierden la vida personas inocentes y que es por la vía legal y financiera como hay que atacar al crimen organizado

El Arzobispo de Monterrey, recordó que los capos siempre utilizarán a los civiles como escudo humano para salirse con la suya: “La lucha armada siempre la perderán los buenos, los criminales utilizarán a la ciudadanía como escudos humanos sin tener escrúpulos para que alguno corra peligro de su vida”.

“La lucha armada no es la solución para nuestro país, hay otras maneras de contener el mal y para mí la forma más fuerte y más clara es la lucha legal y la lucha también financiera, si se cierra el flujo de dinero creo yo que puede contenerse también la violencia, porque el poder del crimen es el dinero”.

Invitó a los ciudadanos a no dejarse intimidar y corromper.

“Exhortamos a quienes provocan violencia, muerte y sufrimiento a recapacitar y a las autoridades las urgimos a realizar un sobre esfuerzo que reduzca los desbordados índices de violencia que sufre gran parte de nuestro pueblo a lo largo del territorio nacional”.

Para los ciudadanos que sufrieron el dolor y el miedo por los hechos violentos del jueves pasado en Culiacán, el Arzobispo les recordó que siempre cuentan con el apoyo de la Iglesia Católica, pues mencionó que la Iglesia Católica siempre está muy cerca de todos y está de parte de quién pierde.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.