El gobierno de México informó que Aurelio Nuño, extitular de la SEP en el gobierno de Enrique Peña Nieto, y Luis Calderón Zavala, hijo de Felipe Calderón y Margarita Zavala, son algunos de los personajes que promueven los llamados “bots” en contra de la prensa.

En la conferencia mañanera de este lunes 4 de noviembre, el Presidente de la República anunció la presentación de un informe sobre los ataques sufridos por periodistas en redes sociales, tras el intenso intercambio que sostuvo con algunos en su comparecencia del pasado jueves 31 de octubre.

En su reporte, Alejandro Mendoza Álvarez, titular de la Unidad de Información, Infraestructura Informática y Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, indicó que luego de un análisis cibernético, se identificó que 28 mil 161 usuarios de Twitter participaron el impulso de los hashtags #PrensaCorrupta, #PrensaSicaria y #PrensaProstituida.

De los involucrados, el 21% fueron perfiles de mujeres, el 50.69% fueron hombres y el 27.71% son perfiles indefinidos. A partir de más de 130 mil menciones, de las cuales el 80 por ciento fueron retuits, las tendencias en contra de periodistas alcanzaron a más de 34 millones 917 mil 808 usuarios.

En cuanto a las cuentas asociadas a las llamadas “granjas de bots”, estructuras digitales encargadas de promover tendencias de forma artificial, Mendoza Álvarez señaló a la cuenta Tumba Burros como la cuenta “mother bot”, misma que asociaron a una persona identificada como Jeff Scott Szezko.

Fue en el apartado de “child bot”, donde el Gobierno de México señaló al diputado Juan Carlos Romero Hicks, al priista Aurelio Nuño, y a Luis Felipe Calderón Zavala, como personajes involucradas en el impulso de cuentas automatizadas para desprestigiar a la prensa: “Se observó una importante actividad de lo que se conoce “child bot” o nodos, de Aurelio Nuño Mayer, Juan Carlos Romero Hicks y Luis Felipe Calderón Zavala”.

En su intervención, el presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció el respaldo del pueblo de México e hizo un llamado a “no insultar” en las discusiones, sino promover argumentos de peso respecto a las diferencias que se tengan en el campo político.

Fotografía: Gobierno de México.