El PAN de Nuevo León, junto a sus diputados federales y locales, demandaron este lunes al Gobierno de Nuevo León, frenar la ola de feminicidios que se han registrado, y de ser posible poner atención de verdad en el tema, pues estas acciones van al alza sin que se vean políticas firmes en el tema.

Bajo esta visión Mauro Guerra Villareal, líder del PAN local, indicó que el documento que se entrega y las catrinas son simbólico, pues se utilizaron para ejemplificar a las mujeres que han sido asesinadas en el Estado. Ello tras realizar una marcha de al menos 80 catrinas desde el PAN estatal hasta el Palacio de Gobierno, donde se exigió que se tomen acciones para frenar esta problemática.

“El Gobierno del Estado y los municipios deben implementar estrategias para resolver los feminicidios… Este problema nos ha dejado en tercer lugar a nivel nacional. Las víctimas, sus familias y la sociedad en general se sienten vulneradas”.

“Esperamos que se cambie las estadísticas. En el sexenio de Rodríguez Calderón este es uno de los principales problemas, por ello exigimos se resuelvan los homicidios de mujeres que no han sido reconocidas como feminicidios. Algunos cuerpos no han sido localizados”.

Dijo que en el 2016 Acción Nacional fue quien exigió que se iniciara con la alerta de género, ya que hay municipios en los que hay alto número de feminicidios y no tienen alerta de género. Así es que, con un contingente de más de 80 catrinas, el Partido Acción Nacional en Nuevo León exigió al Gobierno del Estado una solución concreta para frenar los altos índices de violencia de género que se han presentado en la entidad.

Mauro Guerra Villarreal junto con diputados locales y federales, acudieron a Palacio de Gobierno para entregar un oficio al gobernador. Aunque en un principio los guardias de seguridad del Palacio de Cantera impidieron el acceso a los manifestantes, pasado los minutos se les permitió estar en patio central, en donde los presentes dieron su posicionamiento.

“Desgraciadamente hoy tuvimos que utilizar estas catrinas para ejemplificar a las mujeres que han muerto en feminicidio. No queremos que se nos haga familiar y se haga normal estos asesinatos, por eso quisimos hoy entregar un documento donde pedimos que se tomen acciones inmediatas”.

Al ser Nuevo León el tercer lugar a nivel nacional en cuestión de feminicidios, Guerra Villarreal detalló que tal pareciera que a la administración encabezada por Jaime Rodríguez Calderón no le importa este tema, por ello alzan la voz.

“No hay una solución real al tema que hemos visto y que estamos viendo día a día, ante los alarmantes números que hay estamos pidiendo al gobernador que pase del dicho al hecho, que pase de este discurso vacío que está dando a acciones y resultados concretos”.

El pasado viernes, junto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos, (CEDH), los panistas solicitaron al Ejecutivo ampliar la Alerta de Género a todos los municipios nuevoleoneses.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.