Por Jorge Narváez.

Suena increíble que 27 puntos no te aseguren el pase a la Liguilla y es emocionante este escenario, porque a falta de una jornada todavía tienen varios equipos algunos ‘chances’ de clasificar, aunque también necesitan la intervención misericordiosa.

Anteriormente desde la Jornada 15 prácticamente todos los puestos ya estaban ocupados y aunque en esta edición matemáticamente sólo hay dos lugares disponibles, el factor de una semana de descanso obligó a que la clasificación se extendiera hasta la última jornada.

La emoción aumenta con la combinación de resultados que necesitan equipos como Pumas, Cruz Azul, Morelia y hasta Chivas.

En esta Apertura algunos tuvimos que sacar el ábaco -hubo quienes hasta hablaron con San Judas- otros más finos, especularon con calculadora, pero todos hicieron sumas, restas y hasta multiplicaciones o divisiones. Incluso unos más le entraron al esoterismo para ver el futuro.

Todo eso provocó el fútbol mexicano: los apuros de unos y la tranquilidad de otros fue el contraste que deja esta campaña. Recordando la desafortunada situación de Veracruz que innecesariamente pagó la millonada para mantenerse en primera división.

Aunque falta una fecha, este semestre fue de los mejores, no recuerdo uno reciente en donde equipos que, difícilmente entran a Liguilla, se mantuvieran desde a mitad de torneo entre los primeros ocho como Necaxa o Morelia.

La Liguilla será otro cuento, muchos dicen que es borrón y cuenta nueva. A unos, como Tigres, América, Santos, que ya tienen experiencia, les debería ser fácil a diferencia de unos rayos inexpertos.

Por lo pronto descansamos una semana, y en caso de ser necesario volveremos a sacar la calculadora o invocar a los santos para realizar una petición especial y que ayude a ciertos equipos.

Fotografía: Mexposrt/ Once

@SoyJorgeNarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.