El pasado 9 de noviembre en un convoy de 18 camionetas, las familias se dirigieron hacia Arizona, Tucson y Phoenix donde vivirán temporalmente, sin embargo, aún desconocen en dónde se establecerán a largo plazo, contó Bryce LangFord, madre de Dawna Ray Langford, una de las mujeres víctimas del multihomicidio.

Ryan LangFord, otro de los habitantes de la comunidad mormona, dijo que aún desconocen por qué asesinaron a sus nueve familiares, sin embargo, ellos ya no se sienten seguros en ninguna de las dos localidades donde vivían desde hace más de 50 años: en el rancho La Mora en Bavispe, Sonora; ni en la colonia LeBarón en Galeana, Chihuahua: “Definitivamente no nos sentimos seguros aquí. No importa cuando la amemos (su comunidad), cuánto lo recordaremos siempre, nadie necesita vivir en un lugar donde no se sientan seguros, familias que no se sientan seguras”.

En sus camionetas, las familias llevaron todo lo que pudieron: cajas, bicicletas, refacciones para vehículos y maletas.

Algunas de las familias, como la de Leah Langford-Staddon, tenían su propiedad en la comunidad mormona, pero sólo las visitaban algunas veces al año.

Langford-Staddon dijo que para su familia que ya se había establecido aquí, será muy difícil abandonar el lugar que han habitado por medio siglo: “Los bienes que han adquirido allá son enormes. Y tener que marcharse de un día para otro y dejar todo atrás; definitivamente hay muchas personas tristes aquí”.

En los próximos días más familias planean dejar su comunidad.

Multihomicidio por rivalidad entre Los Salazar y La Línea, versión del gobierno

Luego del asesinato de tres mujeres y nueve niños de la comunidad mormona, las Fiscalías de Chihuahua, Sonora y la General de la República, investigan los hechos.

El gabinete de seguridad del gobierno federal anunció dos días después de la masacre una teoría, la cual no ha sido confirmada y tiene contradicciones con los testimonios de la comunidad LeBarón.

Según sus indagaciones, los asesinatos se dieron por la rivalidad entre La Línea, de Chihuahua, y Los Salazar, de Sonora. Habría sido este último cártel, quien supuestamente confundió a las víctimas con sus rivales, por lo que los mataron.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.