Por Félix Cortés Camarillo.

Miguel Sabido, quien es uno de los más sabios estudiosos del fenómeno de la comunicación –y que por cierto hoy, junto a la Revolución que yo no tengo ni puta idea de lo que sea, Miguel cumple años.

Pero lo importante aquí es que Miguel diseñó entre otras cosas el uso social de la televisión. Gracias a su idea, se hicieron telenovelas alfabetizadoras como “Acompáñame”, y otras historias.

El asunto aquí es que el presidente López, montado en su mula prieta de la incontestabilidad ha optado por el tono de comunicación que supuestamente, desde los franceses, es infalible: repetir una mentira cien veces le convierte en verdad. El hecho de que esta verdad haya sido tomada como apotegma por Göbels, el ministro de propaganda de Hitler, sólo nos aterra.

A mí me esdrújula –aportación a nuestra lengua– que la política de comunicación del presidente López adopte formatos fascistas: concentraciones magnas, que por grandotas eliminan la individualidad; votos a mano alzada –Heil Hitler!– ausentes de razonamiento, y una agenda predeterminada de lo que nosotros debemos de pensar o de lo que nosotros debemos considerar importante, cada mañana interminable que repasa pasajes de historia patria y falsos apotegmas juaristas, del oaxaqueño que inauguró la tradición de la reelección presidencial en México.

El presidente López es un magnífico demagogo: miente con facilidad, nunca sustenta sus citas –yo tengo otros datos– y, sobre todo, repite sus mentiras para convertirlas en verdades a medias. Y quiere perpetuarse en el poder omnímodo.

Precisamente por lo que le dieron cuello y mandaron rumbo al Ipiranga y al cementerio de Père Lachaisse de París al mejor presidente que ha tenido México, y puede que no lo tenga mejor, Porfirio Díaz.

PARA LA MAÑANERA.- Con todo respeto, señor Presidente, ¿cuánto nos cuesta el espectáculo que monta usted hoy escenificando la mamada que se llama Revolución Mexicana?

felixcortescama@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.