Los dos hombres ejecutados el pasado lunes en la colonia Emiliano Zapata, en el municipio de Guadalupe, ya eran buscados por la justicia, por estar relacionados con varios hechos violentos, entre ellos varias ejecuciones.

Los ahora occisos colaboraban con un grupo criminal, por lo cual, contaban con una orden de aprehensión. Sin embargo, un grupo rival a las víctimas se adelantó a la Justicia y los ejecutó cuando estaban en un domicilio de dicha ciudad.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que fueron los familiares de la víctima, quienes los identificaron en el anfiteatro del Hospital Universitario. Los ejecutados son Ángel Rafael Madrigal Hernández, de 23 años, y Andrés Miguel Aguilar Hernández, de 28, quienes vivían en la zona donde fueron asesinados.

Las autoridades mencionaron que los delincuentes, contaban con un intento historial delictivo. Según los informes, ambos estuvieron detenidos por robo y delitos contra la salud. Las autoridades mencionaron que en los hechos resulto lesionado un menor que fue identificado como Juan, de 13 años, quien hasta el momento permanece en estado grave en el Hospital Universitario. El menor también tiene antecedentes penales por robo y alterar el orden.

Los hechos se registraron la noche del pasado lunes, en un domicilio ubicado en la calle Magdalena Herrera en su cruce con 16 de Septiembre en la colonia Emiliano Zapata. Los tres jóvenes estaban parados frente al domicilio donde además presuntamente, se vendían sustancias prohibidas. Cuatro sujetos que viajaban en automóvil sedan, accionaron sus armas y acabaron con la vida de dos de los jóvenes, en forma instantánea dejando al menor herido con varios impactos de arma de fuego.

Hasta el momento hay pocas pistas para dar con los responsables.