El gobierno del Estado reducirá o fusionará, de ser necesario, algunas dependencias para lograr un gasto eficiente durante el 2020, afirmó el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, ante el nada alentador panorama presupuestal para el próximo año.

Tras el recorte en el Presupuesto Federal de Egresos y previo a aprobación del Paquete Fiscal, el mandatario estatal indicó que Nuevo León sabrá trabajar con lo que hay.

Dado que no hay más dinero, tanto el Estado, como los organismos y los propios municipios, dijo, se tendrán que “apretarse el cinturón”.

“El gobierno operará, en el caso nuestro del gobierno hicimos un equilibrio en base a las necesidades del Estado, no en base a las dependencias… Nuestra prioridad es el Estado, no la dependencia, y si hay necesidad de quitar dependencias, las quitaremos”.

Resaltó que hay oficinas que quizá no son tan prioritarias, por lo que bien se pueden transferir sus funciones a otras áreas. En este caso, la desaparición de la Coordinación Ejecutiva de la Administración Pública, creada al inicio del presente gobierno, es una opción.

“La idea es que no tengamos más gasto en temas de contrataciones, sino es necesario”.

Se prevé que el área de Mejora Regulatoria se vaya a la Secretaría de Economía, mientras que las áreas de seguimiento y relaciones institucionales irán a la Oficina del Gobernador, y otras tantas acciones a la Contraloría del Estado, la Secretaría General de Gobierno y Oficina de Representación en Ciudad de México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.