El exalcalde priista del municipio de Salinas Victoria, “Helio” Treviño, fue detenido por las autoridades de Apodaca, después de insultar a oficiales de dicha corporación, por detenerlo por conducir en completo estado de ebriedad. El exservidor público lanzó varios puñetazos y patadas a los uniformados, quienes, a pesar de sus influencias, procedieron a detenerlo. Los hechos quedaron plasmados en un video tomando por los propios policías, que fue presentado como prueba, para comprobar que no estaban cometiendo un abuso policiaco.

Según los informes recabados por las autoridades, el exalcalde, cuyo nombre completo es Heliodoro Treviño Gutiérrez, se desplazaba a bordo de una camioneta Ford tipo Expedition con placas de Nuevo León. Debido a que iba zigzagueando, poniendo en riesgo la integridad de otros automovilistas, una unidad de la policía preventiva le marcó el alto, pero el exfuncionario hizo caso omiso y emprendió la huida, desatando una persecución en avenidas de Apodaca.

En las imágenes se aprecia que la pelea inicia cuando el exalcalde insulta al elemento y este responde aventando el celular que previamente Treviño le había pasado para que hablara con algún superior que lo ayudaría a salir del apuro.

La camioneta en la que viajaba el exedil fue detenida luego de que se percataran que Treviño conducía tomando bebidas embriagantes.

En el video se escucha donde el exalcalde habla por teléfono con una persona de nombre Víctor para que le ayude con el problema, y ha trascendido que podría tratarse de Víctor Navarro, Secretario de Seguridad Pública de Apodaca.

En las imágenes se aprecia el momento exacto en el que el policía y el exalcalde forcejean y se tiran golpes en medio de palabras altisonantes. Tras varios minutos de altercado, Treviño fue esposado y detenido por los efectivos.

Esta no es la primera ocasión que este exfuncionario se ve involucrado en hechos ilegales. En su primera gestión como alcalde, del 2006 al 2009, Helidoro Treviño acumuló en sus cuentas públicas anomalías por 12.9 millones de pesos de acuerdo con un reporte de la Auditoria Superior del Estado. Según el análisis del órgano fiscalizador, no se localizaron comprobantes de gastos se realizaron obras sin justificar, además de otorgarse algunos contratos de forma directa sin el soporte legal correspondiente.

También fue investigado por nepotismo, pues tenía en la nómina al director de Desarrollo Social de Salinas Victoria, Abel Flores Reyes, es sobrino del alcalde, en tanto que el regidor Fernando Treviño, es su cuñado. En la lista también figuran el director de Obras Públicas, Carlos Ignacio Gutiérrez y el director de Servicios Públicos, Alejandro Caballero Gutiérrez, ambos primos del alcalde.

La red también incluye componendas políticas, como la designación de la exalcaldesa Rebeca Lozano como coordinadora del gabinete municipal y su hija Fabiola Lozano, que ocupa un cargo de regidora. Los sueldos de estos personajes son un misterio. La página del municipio no está en servicio y, lo que es peor, ni siquiera muestra leyenda alguna de que se encuentre en proceso de reparación.