La cantante y compositora sueca Marie Fredriksson, vocalista del dúo Roxette, falleció a los 61 años tras una larga lucha contra el cáncer cerebral, informó su gerente de prensa Dimberg Jernberg.

“Con gran tristeza tenemos que anunciar que uno de nuestros artistas más grandes y queridos se ha ido. Marie Fredriksson murió en la mañana del 9 de diciembre por su antigua enfermedad”, escribió en un comunicado.

Per Gessle lamentó el fallecimiento de su compañera: “El tiempo pasa muy rápido. Parece que hace poco cuando Marie y yo nos sentamos en mi pequeño apartamento en Halmstad y compartimos sueños. ¡Y qué fantástico sueño tenemos para compartir! Gracias Marie, gracias por TODO (…) Las cosas nunca serán lo mismo”.

El 11 de septiembre de 2002, Fredriksson, quien nació el 30 de mayo de 1958 en Össjö, Suecia, fue diagnosticada con un tumor cerebral, luego de desmayarse en su casa y despertara en un hospital. Antes de ese incidente, comenzó a olvidar de manera paulatina las letras de sus canciones.

Tras el diagnóstico, la artista se sometió a grandes dosis de medicamentos, sesiones de quimioterapia y radioterapia, así como diversas operaciones, con lo que pudo vivir más del tiempo que lo que habían previsto los doctores.

Durante los años que luchó contra el cáncer cerebral, Fredriksson tuvo problemas de salud a consecuencia de su padecimiento como problemas en el ojo derecho, auditivos, motores, de orientación y memoria.

“Pasé 13 años de mi vida bajo el estigma del dolor, pero nunca me di por vencida y no me voy a rendir. Voy a seguir peleando hasta que no pueda más. Fue un milagro que sobreviviera. Si uno no pasó por esto, no puede entenderlo”, dijo Fredriksson en el libro Listen to my heart, de la periodista Helena Von Zweigbergk.

Marie y Per se conocieron en Halmstad y después de un tiempo conformaron el dúo Roxette en 1986, con el que conquistaron al público de su país natal y trascendieron fronteras para convertirse en uno de los grupos suecos de pop más exitosos.

Neverending love fue su primera canción que grabaron en inglés a mediados de los 80; sin embargo, uno de sus temas más representativos es It must have been love, que se escucha en las escenas románticas de la película Mujer bonita.

Entre las canciones que llegaron a los primeros lugares de las listas de popularidad de Estados Unidos destacan The Look, Joyride, Listen to your heart, Dangerous, Fading like a flower (Every time you leave).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.