Pese a la situación económica adversa, Nuevo León cerrará el 2019 con finanzas sanas, aseguró Carlos Garza Ibarra, Secretario de Finanzas y Tesorero General del Estado.

El funcionario indicó que el déficit financiero se ubicó en 1, 032 millones de pesos, un 62 por ciento menor al del año anterior.

Cabe mencionar que, en cada uno de los rubros, los resultados son favorables.

“Si bien los recursos disponibles no fueron suficientes al cien por ciento, cerramos el año con unas finanzas más sanas”, expuso.

Asimismo, resaltó que el déficit fue inferior en 2,547 millones de pesos, más de 70 por ciento, a lo que se había proyectado en la Ley de Egresos para 2019.

Garza Ibarra, indicó que en esta disminución del déficit influyó de manera importante la reducción de 30 por ciento de los créditos de corto plazo, que pasaron de 3,490 millones de pesos en 2018, a 2,460 millones de pesos.

Por otra parte, el secretario de Finanzas informó que el cierre preliminar del mes de diciembre registra ingresos totales, compuestos por ingresos propios y participaciones federales, por 59 mil 291 millones de pesos, cantidad 11.8 por ciento superior a la conseguida en 2018.

Los ingresos propios en los que se integran impuestos, derechos y aprovechamientos, mostraron un crecimiento sostenido durante el año y al cierre de diciembre sumaron 18 mil 342 millones de pesos, 14.2 por ciento más que el año anterior.

En tanto, las transferencias a municipios ascendieron a 16,840 millones de pesos, cantidad superior en casi 16 por ciento a la entregada en 2018.

Por último, de esta cantidad 2,976 millones fueron transferencias de recursos del Gobierno del Estado. De esta manera, las aportaciones estatales a los municipios han crecido 96 por ciento de 2015, al inicio de la presente administración, a la fecha.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.