El coordinador nacional del Partido del Trabajo, Alberto Anaya, se pronunció porque se investigue el encubrimiento, apoyo y omisiones en torno a los abusos sexuales a niños cometidos por décadas por los Legionarios de Cristo.


Además de indagar la posible responsabilidad por evasión y lavado de dinero de dicha agrupación religiosa, “es necesario también indagar el encubrimiento, el apoyo y las omisiones que funcionarios cometieron para que esta congregación fincara su emporio financiero”, anotó.

Luego de que se diera a conocer que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investiga las finanzas de los Legionarios de Cristo, comentó que las indagaciones deben involucrar tanto al empresariado como en el gobierno, que permitió “no sólo fincar un emporio económico, sino cometer por décadas atrocidades como las de (su fundador) Marcial Maciel”.

Mediante un comunicado, resaltó que el proceso de investigación debe continuar incluso si están involucrados el expresidente Vicente Fox y su esposa Martha Sahagún, ya que hay indicios de que durante su gobierno existió triangulación de donativos que salían de la Lotería Nacional.

“El abuso sexual de menores en la congregación es atroz e imperdonable, estos deleznables actos cometidos por décadas sólo pudieron ser posibles bajo la protección y el encubrimiento que tuvo esta comunidad en nuestro país y tienen que ser castigados”, anotó.

En diciembre de 2019, la congregación admitió que 175 menores habían sido víctimas de abuso sexual desde 1941, entre los principales agresores se encuentra su fundador, Marcial Maciel.

La congregación posee escuelas y seminarios para personas con alto poder adquisitivo, cuenta con centros educativos en Argentina, Brasil, Estados Unidos, Canadá, México, Colombia, Chile, Venezuela, Francia, Australia, España, Alemania, Italia, Irlanda y Suiza, entre otras naciones.