Por no pagar el agua, realizar un perjuicio a la Nación y sobre todo afectar a la sociedad cumplida, Mexicanos contra la Corrupción exhibió esta semana a un empresario regio por “adueñarse del agua” y no pagar por estos servicios.

Dicho ello en documento oficial ventilado por esta organización civil se hizo público como parte de una investigación propia de esta situación.

Dicho ello el documento revela que uno de los mayores productores de la región citrícola de Nuevo León no tiene problemas para regar sus huertos: “Carlos Montemayor Dirnbauer es uno de los empresarios con mayor número de títulos de concesiones para aprovechamiento de agua en el estado. La herramienta que ha utilizado para multiplicar sus pozos ha sido recurrir a tribunales, donde ha ganado demandas en contra de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Y, por si esa agua no le fuera suficiente, también desvía el cauce de un río para inundar sus campos tapizados de naranjos”.

Y es que el río que cruza Hualahuises, Nuevo León, lleva lo mínimo de agua. Hay puentes para atravesarlo, pero está la posibilidad de caminar sobre su lecho, entre las piedras y las plantas que ahí han crecido. Esta escasez contrasta con las huertas de Carlos Montemayor Dirnbauer, que sobresalen por sus frondosos naranjos nutridos por el agua que extrae de pozos y del mismo río.

En Hualahuises, municipio ubicado a 118 kilómetros de Monterrey, el empresario regiomontano tiene las huertas San Pablo, La Japonesa, San José de las Flores y La Gata; juntas suman alrededor de 270 hectáreas, casi el doble de extensión del Parque Fundidora”, reveló Georgina Aldana Santana en un comunicado oficial.

Las huertas La Japonesa y San José de las Flores están en Cinco Señores, pequeña comunidad ubicada a un costado del centro de Hualahuises. Es imposible que estas huertas pasen desapercibidas, primero por su extensión —unas 60 hectáreas de terreno en el que cabrían dos estadios BBVA, donde juega el Club de Futbol Monterrey Rayados—; segundo, por las decenas de hileras de verdes árboles que las tapizan; y tercero, por los largos canales cubiertos por anchas lonas de campañas políticas que llevan el agua para anegar los cultivos”.

Además Mexicanos contra la Corrupción  revela que este sistema de riego rodado se caracteriza por ser de los más antiguos e ineficientes, ya que requiere más agua por unidad de superficie cultivada, en comparación con otros métodos como el riego por goteo o aspersión. Montemayor Dirnbauer lo utiliza en las huertas que tiene en Hualahuises y en los municipios de General Terán y Montemorelos.

 “Carlos Montemayor Dirnbauer, uno de los mayores productores de naranjas en la región norte del país, tiene a su nombre 23 títulos de concesión para aprovechamiento de agua; 22 de ellos son para uso agrícola en Montemorelos, General Terán y Hualahuises, municipios de la región citrícola; y uno para servicios en Guadalupe, en la zona conurbada de Monterrey, de acuerdo con datos del Registro Público de Derechos de Agua (REPDA). En total, estas concesiones le permiten contar con 78 pozos y utilizar poco más de cinco millones de metros cúbicos de agua al año, una cantidad con la que se podrían llenar 2 millones de tinacos de agua con una capacidad de 2 mil 500 litros cada uno”.

Es de recordar que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, Asociación civil sin fines de lucro comprometida con la consolidación del Estado de Derecho en México, a través de una agenda integral dedicada a prevenir, denunciar y contribuir a erradicar la corrupción e impunidad que prevalecen en los sistemas público y privado de nuestro país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.