Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

Los deportes enseñan a la política porque proporcionan hechos, no especulaciones: Rayadas gana 2-0 a Querétaro. Nada más contundente que la evidencia. Por eso los titulares destacan:

“No saben perder”, El Norte (Reforma).

“Rayadas asaltan el liderato con triunfo en Querétaro”, As.

“Las Rayadas conquistan Querétaro en el inicio de la jornada 5 de la Liga MX Femenil”, Marca.

Hay otros hechos: la discriminación laboral, el incumplimiento de promesas, la misoginia directiva, el ninguneo machista, el silencio y complicidad de entrenadores, la solidaridad argentina…

El periódico deportivo Esto, en diciembre después de su campeonato, registró la discriminación que sufrieron las jugadoras por parte de la directiva: “La bomba explotó en Monterrey. Luego de la publicación del Diario de los Deportistas en la que se dio a conocer que las Rayadas tan solo recibirían una tableta tras el campeonato, y no un bono económico previamente acordado, las redes sociales se volcaron en apoyo a las actuales campeonas de la Liga MX Femenil”.

En estos días Reforma/El Norte ha retomado el tema, investigado las condiciones de traslados de las jugadoras y denunciado la discriminación en palabras de las rayadas.

“El Club tiene finta de que nos dan lo mejor. Lo increíble es que tiene todo el dinero, pero la neta estamos en condiciones muy culeras.”

“No nos tratan como profesionales. ¿Por qué ellas (Tigres Femenil) viajan en avión y nosotras no?, ¿por qué a ellas les dan bono y a nosotras no? ¿Por qué Tigres sí mete mínimo por partido 10 mil personas? Ya estamos hartas.”

“(Usar el camión del primer equipo), no, hombre, jamás. Nunca pasará. Ya mejoraron los camiones, pues el torneo pasado estaban peor, llenos de cucarachas y goteras.”

Por Amazon Prime Video se puede asistir al documental “This is Football”, una serie escrita por John Carlin, quien suscribió: “Esto son seis canciones de amor al futbol. Queríamos hacer algo nuevo para los aficionados de este viejo deporte. La idea es transmitir emoción…”.

Entre esas seis canciones existe una dedicada al futbol practicado por mujeres o femenil, la que se refiere, según sitios oficiales, a “La historia del equipo femenino de futbol de Japón y su increíble triunfo en la Copa del Mundo tres meses después del desastre natural que mató a 16 000 personas en Japón. ‘Confianza’ muestra la difusión del futbol femenino y su conquista de EE.UU. en 1999. Con acceso a los equipos de Japón y EE.UU., examina los obstáculos, prejuicios y la fe necesaria para inspirar a todas las mujeres”.

Convendría a las rayadas ver la serie, inspira para no bajar los brazos en una lucha femenil ya convertida, quiéranlo o no, en feminista.

Leo Cuéllar, uno de los grandes impulsores del futbol femenil, se calló la boca; Dulio Davino, el directivo rayado, mostró un incómodo silencio. El entrenador Héctor Becerra concedió, pero no intentó resolver. Sólo el jugador argentino de Rayados, Maxi Meza, fue prudentemente solidario: “Lo de las Rayadas respaldamos las quejas y vamos a tratar de apoyar, a tratar de pelear para que tengan las comodidades como a uno, como se merecen”. Y desde diciembre, la mayoría de los aficionados, apoyan las quejas y que se resuelva la discriminación laboral, la misogina empresarial.

José Antonio el Diablo Fernández (Femsa/Oxxo) no ha entendido que las denuncias laborales de Rayadas pueden generar un malestar femenino generalizado, ahí están las encuestas, y convertir un problema empresarial en una bandera social: no a la discriminación laboral de Rayadas… ni de ninguna mujer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.