Por: Obed Campos

Porque el viento te ha mentido

Jugando con tu vestido

Puede dibujar tu talle

Oscar Chávez

¿A quién beneficia que un movimiento pacífico y auténtico como el que vimos ayer en todas las ciudades de México, se vea manchado por la violencia?

¿Quién les paga a locos y locas como la mujer que lanzó una bomba molotov contra las puertas de Palacio Nacional y que alcanzó a quemar a la fotógrafa del periódico El Universal, Berenice Fregoso?

Porque no vayan a salir que gente como esa se manda sola y son manifestantes solitarios, porque no, no son manifestantes, son terroristas, que buscan manchar un movimiento legítimo, como es el feminista.

Ojalá y las autoridades actúen rápido y den con esa bombardera… A menos que tengan miedo detenerla y que la mujer cante y eche de cabeza a quienes la patrocinaron.

Por lo demás, las marchas de ayer fueron una lección profunda para el pueblo mexicano. Ya basta de no escuchar a nuestras niñas, jóvenes y mujeres.

Ya es hora de voltearlas a ver y de solidarizarnos con ellas.

¡Es ahora!

Pero para que vea usted qué tanto le importa al Gobierno de Nuevo León el asunto, pese el 26 de febrero Manuel Benjamín González Fernández, director de Metrorrey, prometió que se reactivaría el programa vagón rosa, ayer, en el Día de la Mujer, no estuvo en funcionamiento y así lo constató el reportero Jair Ibarra.

Esto no es cosa menor, ya que en el sistema de metro en Monterrey fue denunciada una banda de acosadores sexuales que publicaban sus “logros” en senda página de Facebook. De hecho la Fiscalía del estado detuvo a dos sujetos, pero tal parece que a González Fernández, eso lo tiene sin cuidado.

obed@sdpnoticias.com
@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.