Por Waldo Fernández

Como era de esperarse el tema del coronavirus se ha convertido en la noticia más importante y la que acapara las gran mayoría de las conversaciones. Durante estos días me he dado a la tarea de revisar cuidadosamente  los comentarios y dudas que me dejas en mis redes sociales y también de las noticias y declaraciones que comparten algunos actores políticos. 

Hay algo que me preocupa: ninguno ha motivado a las personas a trabajar en equipo. El común denominador es la denuncia, la duda, el cuestionamiento, buscar sacar raja política, pero nadie parece entender que lo que toca en este momento es organizarnos para socializar mejor las medidas de prevención y afrontar las semanas que vienen lo mejor informados y organizados que nos sea posible como sociedad.    

Las semanas que vienen son cruciales y habrá que tomar medidas para cambiar nuestra rutina diaria con el objetivo de contribuir a aminorar la propagación del virus.  Quienes podamos trabajar desde casa hagámoslo, inviten a sus jefes y compañeros de trabajo a tocar el tema para prevenirnos y exponernos lo menos posible. 

Quienes no puedan hacerlo, solo habrá que apegarnos a las medidas de prevención personal, como el lavado de manos, el estornudo de etiqueta y no tocarse ojos, nariz ni boca.

En otras ocasiones nos hemos organizado para salir adelante de las diferentes crisis. Basta recordar con el Huracán Gilberto, el Huracán Alex, o cuando apoyamos a los hermanos del centro del país con los sismos que dañaron a Ciudad de México y otros estados.

Un ejemplo de cómo podemos organizarnos puede ser el ponernos de acuerdo entre vecinos para repartir algunas cosas que debamos enviar. O si conocemos un vecino taxista pedirle que traslade algo que necesitemos hacerle llegar a algún amigo o familiar.

Otra idea más es que para cuidar a los adultos mayores podemos reservar cierto horario del día en el que solamente ellos puedan acudir a los supermercados para que puedan surtir sus alimentos. Con esto evitamos exponerlos, recordemos que el sistema inmune conforme crecemos se va debilitando, y por ellos pueden ser un foco vulnerable ante este virus.

Seamos responsables con nuestros actos y seamos responsable con lo que compartimos o manifestamos en redes sociales. El odio no nos va a llevar a ningún lado. En estos momentos es cuando más debemos demostrar nuestra madurez y unirnos entre todos.

De nada sirven ni las críticas al Gobierno de México, porque las medidas que hemos seguido no son establecidas por ellos. Son las recomendaciones que hace la Organización Mundial de la Salud y sobre esas se está elaborando la reacción a esta pandemia. En cualquier caso lo importante es que esta situación saque lo mejor de nosotros como individuos y como sociedad.