Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

El gobierno de Jaime Rodríguez Calderón no tiene interés en disminuir la contaminación en el Área Metropolitana de Monterrey. Sus actitudes son evasivas porque le echa la culpa a la carne asada, al lonche recalentado de los albañiles, al parque vehicular y la movilidad. Lo cierto es que no toca para nada a las pedreras y a industrias como Ternium que, se puede ver todos los días, tiene una nube contaminante en el área de la rectoría de la UANL y el estadio universitario del equipo Tigres.

A finales de 2016 el gobierno del Bronco propuso aplicar un impuesto de 10 mil 900 pesos por años a los negocios que utilizan carbón para cocinar. Andaban buscando de dónde sacar dinero. A este tipo de negocios se les consideró contaminantes… ¿y las pedreras? ¿Y Ternium? ¿Y la industria que provoca polución?

En julio de 2019 el Bronco pretendía paliar la contaminación prohibiendo a los albañiles calentar sus alimentos al fuego por medio de una Norma Ambiental Estatal de Emergencia: “Estará estrictamente prohibido el encendido de fogatas con el fin de preparar alimentos en los sitios en donde se llevan a cabo las actividades de urbanización, construcción, remodelación, ampliación, reparación, reconstrucción y demolición, ya sea pública o privada, así como la pavimentación de vías públicas peatonales y vehiculares; así como la quema a cielo abierto de cualquier material, salvo cuando se realice con la autorización escrita de la Secretaría o de las autoridades municipales que corresponda”.

Este año se quiso reglamentar la implementación del “No Circula” en el Área Metropolitana de Monterrey en casos de contingencia ambiental y, claro, las multas llegarían. Esto se aplicaría  cuando los contaminantes estén relacionados con los vehículos, como los que tienen que ver con el ozono y las partícuas PM2.5.

En diciembre de 2019, Expansión informaba: “Los niveles de contaminación en Monterrey y sus efectos en la salud de la población abrieron una disputa entre el gobierno de Nuevo León y organizaciones civiles especializadas en medio ambiente.

“El pleito comenzó luego de que el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) y la Iniciativa Climática de México (ICM) dieron a conocer un estudio que advierte de que la capital regiomontana es la ciudad del país con más muertes prematuras por aire contaminado, un señalamiento que descalificó la administración del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, ‘el Bronco’.”

En estos días de coronavirus donde ha bajado exponencialmente la movilidad y el uso de autos y vehículos, las torpezas del gobierno del Bronco saltan a la conciencia regia. ¿Si no son las carnes asadas las que contaminan, si no son los albañiles que encienden fogatas para su alimento, si no se requiere el “No Circula”, pues qué es lo que contamina?

En efecto, hasta mi pregunta es necia…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.