Al igual que la industria cervecera, Cementos Mexicanos y Grupo Vitro dejarán de operar a partir del próximo 3 de abril.

Dado que los productos que ofrecen no son de primera necesidad, su producción parará durante la emergencia sanitaria por el Covid-19, emitida el pasado lunes por el gobierno federal.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón confirmó que estas serán otras de las empresas regiomontanas que se verán obligadas a cerrar sus puertas.

Lo anterior por lo menos hasta el 30 de abril, en tanto se logra controlar la situación en torno a la transmisibilidad del virus.

“Todas las empresas no esenciales que no son alimenticias ni de productos básicos tienen que cerrar”. 

“Todas, está en el decreto. Cemex y Vitro. Habrá una reglamentación con la Secretaría de Economía federal y esa no la tenemos nosotros. El acuerdo es que todo lo no esencial se tiene que cerrar”, refirió.

No obstante, el gobierno del Estado mantendrá la inversión en materia de obras públicas, como lo son la construcción de la Presa Libertad y la ampliación del Periférico en su tramo Allende-Juárez.

Todas las cementeras cerrarán

En atención a la emergencia sanitaria, empresas cementeras en México y afiliadas a la Cámara Nacional de Cemento suspenderán operaciones.

A través de un comunicado de prensa, la Canacem dio a conocer que detendrán labores a partir del 4 de abril.

“En virtud de que la producción del cemento y del concreto no fue considerada como una actividad esencial, y con el compromiso de continuar apoyando las acciones y medidas adoptadas ante la emergencia sanitaria y, anteponiendo el bienestar y salud de los trabajadores, acataremos los términos del acuerdo de acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria”, cita el documento.

Es de destacar que los trabajadores recibirán  salario y prestaciones integras durante el periodo del 30 de marzo al 30 de abril de 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.