Por la gran plantilla con la que se cuenta en la escuadra dirigida por Ricardo “Tuca” Ferreti, el intentar remontar un marcador para la plantilla de Tigres no debería ser un problema tan complicado de realizar, situación que al menos en este torneo sí ha sido de esa forma ya que cuando van abajo en el resultado difícilmente han logrado darle la vuelta al mismo para lograr llevarse los tres puntos. 

Y ya ni que decir de los partidos donde ni siquiera logran empatar de manera parcial como un sinónimo de reacción tras ir abajo en el marcador, ya que de hecho también esto ha ocurrido de manera escasa para los regios en este Clausura 2020

En un total de cinco ocasiones los Tigres de Ferretti han ido abajo en el marcador en este Clausura 2020, y estos antecedentes han sido ante equipos como el América, el Pachuca, Santos de la Comarca, Cruz Azul y los Bravos de Ciudad Juárez. 

De esos cinco cotejos donde han empezado el compromiso con desventaja en el marcador, únicamente ante Bravos y como locales alcanzaron a darle la vuelta al resultado con tantos de Luis Quiñones, André Pierre Gignac y Eduardo Vargas. 

De los restantes compromisos han mostrado escasos síntomas de reacción por no decir plenamente nulos, y es que ante América cayeron por 1-0 y con Pachuca por un marcador más abultado de 2-0, marcadores en los cuales nunca reflejaron una sensación de combate o una futura reacción y si se vieron muy débiles al frente. 

Ante Santos y Cruz Azul la situación mejoró en cierta parte aunque el resultado terminó siendo el mismo, derrotas por 2-1 en Torreón y el mismo resultado en la Ciudad de México en contra del cuadro cementero. 

Ante los Laguneros alcanzaron a ir perdiendo por marcador de 2-0 y fue en los minutos finales cuando se acercaron con tanto de Gignac, aunque después de eso no preocuparon absolutamente en nada al portero Jonathan Orozco y se vieron inofensivos ante la defensiva verdiblanca. El único partido donde tuvieron algo de reacción fue ante Cruz Azul tras igualar este mismo de manera parcial con el tanto de Javier Aquino ya iniciado el segundo tiempo, aunque posteriormente una desconcentración en la zaga central y un desvío en la misma por medio del Pacho Meza causó el 2-1 favorable para la localía cementera y una derrota más para los de Ferretti en esta campaña. 

Tigres ha ganado cuatro partidos de Liga MX y ha empatado otros dos con resultados donde no han habido anotaciones en los mismos, pero si hace hincapié y análisis únicamente en sus triunfos solamente se puede concluir que en uno de ellos vinieron de atrás y se llevaron los tres puntos. 

Antecedente preocupante para la segunda plantilla más cara de la Liga, conjunto que está lleno de variantes en su respectivo plantel pero tal parece que cuando están en desventaja algo pasa y difícilmente logran sortear dicha dificultad, aspecto de que manera directa también recala en su entrenador en turno quien se ve falto de reacción y no siempre hace los cambios adecuados para cambiar la situación, la cual posteriormente se refleja en una derrota sin sabor y claramente merecida para estos “Tigres sin reacción”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.