Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

Antes escribíamos sobre reguero de pólvora, ahora podemos decir “como reguero de tuits”. Y así pasó, como reguero de tuits desde el viernes se escribe sobre la posibilidad de cambios en el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador. La nota, que no noticia, fue sembrada en la columna de Mario Maldonado en El Universal, luego sus patrocinadores la propagaron en las redes sociales. Maldonado se especializa en negocios, no en política, y no tiene acceso a López Obrador.

Escribe hoy Federico Arreola que, al paso, sí tiene fuentes en la 4T: “Si me preguntaran, diría que en mi opinión todo el alboroto es vulgar grilla generada por las puras ganas de joder a la 4T”. ¿El asunto es quién o quiénes salen beneficiados con esa grilla? Un día antes de la publicación de Maldonado, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, había dicho: “No es momento de grillas ni de confrontaciones ni de mezquindades ante una situación como la que vive el país”. Y, sin embargo…

Hedrick Smith, en The Power Game, asegura que “quienes tienen el control de las políticas, el presidente o quien fuere de su círculo íntimo, intentarán mantener la información entre los pocos elegidos; mientras que aquellos que estén en el lado perdedor practicarán la táctica opuesta: intentarán ampliar el círculo de la información. La lógica detrás de las filtraciones es apelar a la presión pública para influir sobre quienes tienen el poder y cambiar la naturaleza de ese equilibrio en su favor. Los ganadores filtran por orgullo y los perdedores para producir cambios en las políticas”.

La derecha y sus voceros no han decodificado la comunicación política de Andrés Manuel, quien ya adelantó que no habrá rescate para los grandes capitales, que se enfocará hacia la población vulnerable. La comentocracia, como sintagma, no han leído bien a bien el nuevo paradigma impuesto por la 4T. ¿Su error? “Analizar” con mirada neoliberal una presidencia de izquierda. Lo publiqué en febrero de 2019:

“Los comentócratas son una especie en extinción. ¿Qué los mantenía vivos? Su relación y fijación con el poder, económico y político. Las filtraciones disminuyen porque ya no tienen ‘fuentes’. Las ‘fuentes’ habitables también están derrotadas y dan manotazos de ahogadas por tratar de disminuir la presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

“El gobierno tiene las cifras, los datos, los ‘secretos’. Andrés Manuel no ha armado un teatro espectacular para decir mentiras, al contrario del neoliberalismo, ha armado un foro. A veces se equivoca en los procesos, sí, como al principio del huachicol y con las estancias. Pero la palabra de López Obrador no es todopoderosa, corrige y, hasta ahora, bien.

“La adulación terminó, la mafia del poder comentocrático, también. No es que no se critique, lo hacemos cotidianamente, es que la crítica tiene que adquirir calidad, información, reporteo, crónica. Reflexivos, los electores superaron, trascendieron, para evocar el verbo de Carlos Salinas de Gortari en contra de Julio Scherer, a los comentócratas.

“La derrota de los comentócratas no es la derrota de la ideología neoliberal, va más allá. Sin organismo, gracias Gramsci, los intelectuales orgánicos no existen. ¿Qué no han entendido de las líneas discursivas de AMLO?” (hasta aquí la cita).

¿A qué empresarios favorecen los “cambios” y enroques del gabinete? ¿Qué funcionario o funcionaria resultaría el ganón o ganona de esta narrativa rumorológica? El rumor, cuando no es un trascendido, se queda en mera especulación o en las ganas de joder.

¿Olga Sánchez Cordero en Relaciones Exteriores? ¡Por favor! ¿Marcelo Ebrard en Gobernación? ¿Para qué? El mismo López Obrador dice públicamente que cuando no está él hay que coordinarse políticamente con Marcelo. ¿El padawan de Jorge Alcocer, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, supliendo a su maestro Jedi?

Si alguien en el 4T tiene el patrimonio de la información es Andrés Manuel. Thomas Oliphant, columnista del diario Boston Globe, alguna vez expresó: “El tráfico de rumores presenta grandes amenazas. Usar información atribuida a rumores devalúa el producto socavando la relación de credibilidad con el consumidor”.

Hoy citaron al gabinete a las 10 de la mañana en Palacio Nacional. Veremos y diremos. By the way… las filtraciones, cuando existen, ponen en evidencia la deslealtad de los filtradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.